La imagen paraguaya en Brasil: el caso del “caballo paraguayo”

El periodismo brasileño asocia a Paraguay con la inmoralidad.

Por Tácito Loureiro Publicado en ALAI

La televisión relaciona a Paraguay con la falsificación, con el contrabando de productos extranjeros, con la violencia, la corrupción, la producción y el tráfico de drogas, escondite de traficantes, destino de autos robados etc. Ya hace mucho tiempo que Paraguay es objeto de opiniones desfavorables en los esteriotipos de la prensa brasileña.

Según el Prof. Dr. Mauro César Silveira: “En el siglo XIX, el periódico Paraguay Ilustrado, producido en la corte de D. Pedro II, mostraba caricaturas que diseminaban prejuicios sobre el país guaraní y su pueblo. En la primera década del nuevo milenio, aún son visibles las marcas del prejuicio en el periodismo brasileño.

Un análisis del discurso de los medios de comunicación nacionales muestra que antiguas ideas-imágenes avanzaron a través del tiempo e incluso adquirieron nuevos contornos y significados, mantienen una connotación extremamente negativa del Paraguay, en la mayoría de los casos, asociado a la falsificación y a los negocios oscuros y presentado como el país sudamericano menos calificado: el indeseado y auténtico fondo del pozo” (1)

De acuerdo a información disponible en Internet: “Caballo Paraguayo” es un dicho conocido en el fútbol brasileño. Se usa este término para designar a los equipos que comienzan bien el campeonato, pero con el pasar del tiempo pierden los partidos hasta terminar en el último lugar de la competición. (…).” (2)

En el fútbol, el periodismo deportivo parece discriminar a Paraguay con el uso de algunos términos. Algunos ejemplos extraídos de las páginas brasileñas más respetadas y con mayores vínculos de comunicación de la prensa brasileña: Diario FOLHA DE SÃO PAULO, Alckmin es “caballo paraguayo”, dice líder del gobierno (3);  Grupo Abril (responsable de la publicación de la Revista Veja, la más famosa de Brasil): “El volante Chico cree que fue sin embargo una buena actuación de todo el equipo, mostrando que el Atlético-PR no es un ‘caballo paraguayo’ en esa arrancada después de la Copa del Mundo. (…).” (4) ; Diario O ESTADO DE SÃO PAULO: (Ponte) espera probar que no es “caballo paraguayo” (5).

El diario Folha de Sao Paulo es uno de los que usa terminos denigrantes hacia el Paraguay

El acceso a una educación de calidad es un gran desafío en Brasil. Sin tener el debido conocimiento sobre Paraguay, los brasileños son fácilmente manipulados, llevados a creer en ideas negativas y  ofensivas sobre Paraguay.

Para el Supremo Tribunal Federal (STF), de Brasil: “(…) El principio fundamental de la libertad de expresión no consagra “el derecho a la incitación al racismo” dado que es un derecho individual no puede estar en la salvaguardia de la conducta ilegal, como sucede con los delitos contra la honra, la prevalencia de los principios de la dignidad humana y la igualdad jurídica. (6)

Los judíos han conseguido en el  STF la siguiente ley: “Escribir, editar, divulgar e comercializar libros destacando ideas ofensivas y discriminatorias contra la comunidad judía (…) constituye un delito sujeto a las normas sobre imprescriptibilidad y no la libertad bajo fianza (…).”.

La obligación y derecho de cualquier gobierno es el de cuidar su imagen internacional. Las autoridades paraguayas pueden seguir el ejemplo de la comunidad judía, para defender la imagen de Paraguay en el exterior.

Con respecto a la dignidad y  la honra del país guaraní, se sugiere al gobierno de Paraguay: 1) Exigir a Brasil el cumplimiento de las leyes y los tratados internacionales de Derechos Humanos, y sancionar a la prensa que hace apología de ideas ofensivas y discriminatorias contra la comunidad paraguaya (por ejemplo: prohibir el uso del mencionado término “caballo paraguayo”); 2) retirar contenidos discriminatorios de Internet (ejemplo en la web: http://desciclo.pedia.ws/wiki/Paraguai ); 3) demandar en la justicia a la prensa responsable por violaciones, en el área civil (derechos a la indemnización, a la imagen, a la honra, a la respuesta, del Estado Paraguayo); y en el área criminal (el crimen de racismo no admite fianza y es  imprescriptible, según el Art. 5.º, XLII, de la Constitución de Brasil; 4) recurrir al Supremo Tribunal Federal (STF), la Corte Mayor del Brasil; a la Diplomacia, y si es necesario denunciar el caso del “caballo paraguayo”, y otras violaciones periodísticas, a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Paraguay como otros países tienen sus problemas, pero eso  no justifica que la prensa del Brasil lo trate con inmoralidad. El caso del “caballo paraguayo” es apenas uno de muchos casos. Si gana el caso Paraguay, sería una decisión histórica para la dignidad e imagen del pueblo paraguayo.

¿Hasta cuándo las autoridades paraguayas estarán calladas? ¿Sin actuar? Aquí quedan planteadas estas preguntas. El dinero de las indemnizaciones, por ejemplo, podría ser invertido en la mejoría de las condiciones de vida del pueblo paraguayo. Pero si nada se hace, los estereotipos y  la discriminación continuarán  afectando profundamente la imagen internacional del país.

Notas

(1)   http://revcom2.portcom.intercom.org.br/index.php/rbcc/article/viewFile/3313/3122

(2) http://pt.wikipedia.org/wiki/Cavalo_paraguaio

(3) http://search.folha.com.br/search?q=cavalo%20paraguaio&site=online

(4) http://placar.abril.com.br/brasileiro/atletico-pr/noticias/mesmo-buscando-tres-pontos-furacao-se-contenta-com-empate.html

(5) http://www.estadao.com.br/estadaodehoje/20080302/not_imp133532,0.php

(6) http://www.stf.jus.br/portal/constituicao/constituicao.asp

(7) http://www.stf.jus.br/portal/constituicao/constituicao.asp

Tácito Loureiro

Abogado (OAB-SP n. 283455) en el estado de San Pablo, Brasil. Licenciado en Letras y Bacharel en Derecho. E-mail: tacito.adv@hotmail.com

Comentarios

Publicá tu comentario