«La historia de siempre»

Acerca del cortometraje español que cuenta con 130 galardones recibidos en numerosos festivales internacionales.

Imagen del personaje principal de "La historia de siempre".

@SebasOcampos

Vez pasada, sin saber qué película ver, solicité la sugerencia de buenos títulos a unas personas amigas. Entre los nombres conocidos de varios filmes realmente extraordinarios, un cortometraje se me fue impuesto, con las palabras Una película, no; un corto: La historia de siempre. A continuación, por supuesto, recibí el link.

Al abrir el video en Vimeo vi la duración. Un poco más de diez minutos. Ok. Puedo dedicarle ese tiempo. Y empecé mirar. Luego a observar. A meterme de lleno en el relato del personaje principal. A vivirlo. A comprenderlo. Sólo un detalle, en medio del estupendo guión y la buena puesta en escena, no encajaba. Era inverosímil, pero mi ingenuidad en el (pre)juicio de la obra fue, con el correr de los minutos, hecha a un lado.

Si se pudiera comparar entre géneros literarios y cinematográficos, fácilmente se podría decir que el cortometraje es como un cuento, género que, dentro de sus límites de espacio y tiempo, debe contar al menos dos historias. La historia de siempre está construida como un cuento: el relato principal nos toma de la mano y lleva por donde quiere… hasta que, al final, el otro relato –que puede estar implícito e incluso explícito– sale a flote y, en muchos casos, nos sorprende por su genialidad.

Y el cortometraje en cuestión, estrenado en octubre de 2009, logra conmovernos y, también, sorprendernos con su final, que, por cierto, nos recuerda a una de las últimas líneas de la película Annie Hall del prolífico e incomparable Woody Allen.

Detrás de La historia de siempre

El cortometraje fue producido por Bastian Films, dirigido por J.L. Montesinos y protagonizado por Miguel Ángel Jenner. Entre sus 130 galardones internacionales se destacan los recibidos en los festivales de Málaga, Medina del Campo, Mieres, Trieste, Hong Kong, Rhode Island…

Una vida resumida en diez minutos

Comentarios

Publicá tu comentario