La hipotética sucesión del presidente Hugo Chávez en Venezuela

Chávez  ganó las elecciones presidenciales celebradas en octubre pasado en Venezuela. El 10 de enero del año entrante deberá asumir el cargo por otros 6 años más. De no poder hacerlo por los problemas de salud, el vicepresidente, Nicolás Maduro, tiene la obligación constitucional de convocar a nuevas elecciones en un plazo no mayor de 30 días.

 

Funete: correodelorinoco.gob.ve

La Constitución Bolivariana prevé dos casos para la ausencia del presidente: temporal y absoluta.

La ausencia temporal debe ser declarada por la Asamblea Nacional y tiene un límite máximo de seis meses (90 días prorrogables por otros 90). Al fin del plazo, será la Asamblea quien resuelva y dictamine si existe «falta absoluta».

En el caso de que el presidente no pueda continuar en el poder de forma definitiva está previsto en el artículo 233 de la Constitución.

“Cuando se produzca la falta absoluta del Presidente electo o Presidenta electa antes de tomar posesión, se procederá a una nueva elección universal, directa y secreta dentro de los treinta días consecutivos siguientes. Mientras se elige y toma posesión el nuevo Presidente o la nueva Presidenta, se encargará de la Presidencia de la República el Presidente o Presidenta de la Asamblea Nacional”.

“Si la falta absoluta del Presidente o Presidenta de la República se produce durante los primeros cuatro años del período constitucional, se procederá a una nueva elección universal, directa y secreta dentro de los treinta días consecutivos siguientes. Mientras se elige y toma posesión el nuevo Presidente o la nueva Presidenta, se encargará de la Presidencia de la República el Vicepresidente Ejecutivo o la Vicepresidenta Ejecutiva”.

“Si la falta absoluta se produce durante los últimos dos años del período constitucional, el Vicepresidente Ejecutivo o Vicepresidenta Ejecutiva asumirá la Presidencia de la República hasta completar dicho período”.

Cuál es la situación actual

Aparentemente, la situación que se da con el presiente Chávez no es del todo clara pues la Constitución prevé una cosa para el presidente electo y otra para el presidente en los dos últimos años de ejercicio. El problema es que en Chávez coinciden ambas circunstancias.

Si se tiene en cuenta la condición de presidente electo (7 de octubre) y se declara la falta absoluta antes de asumir (10 de enero), se debe convocar a elecciones en 30 días y asumiría la presidencia el titular de la Asamblea Nacional, en este caso Diosdado Cabello.

Sin embargo, si se toma el otro aspecto, el que se refiere a que son los dos últimos años de gobierno de Chávez, debe asumir como Jefe de Estado el vicepresidente ejecutivo hasta finalizar el periodo, es decir, hasta el 10 de enero, fecha en que deberá convocarse a nuevas elecciones.

Para algunos, la cosa es muy clara: Chávez es presidente en ejercicio y su ausencia, tanto si es temporal como absoluta, debe ser suplida por el vicepresidente. Si es temporal hasta que regrese y si es absoluta para convocar elecciones.

Para otros, sin embargo, la cosa no es muy obvia porque el vicepresidente carece de la facultad de suplir las faltas absolutas. Pues la Constitución habla sólo de las temporales.

Nicolás Maduro, candidato

El presidente Chávez pidió al pueblo venezolano que en caso de su ausencia absoluta, lo cual obligaría a convocar a elecciones presidenciales, elijan como presidente de la República a Nicolás Maduro.

«Mi opinión firme, plena, como la luna llena, irrevocable, absoluta y total es que en ese escenario que obligaría a convocar a elecciones presidenciales, ustedes elijan a Nicolás Maduro como presidente de la República Bolivariana de Venezuela».

Chávez describió a Maduro como un «hombre revolucionario a carta cabal, de una gran experiencia a pesar de su juventud, de una gran dedicación al trabajo, una gran capacidad para la conducción de grupos y manejar las situaciones más difíciles».

Según analistas, al designar a Maduro como hipotético candidato presidencial y su sucesor “aunque suene duro”, Chávez parece intentar cortar de entrada las posibles disputas internas en el seno del oficialismo pues el otro hombre fuerte del chavismo y con abiertas y conocidas aspiraciones presidenciales es el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello.


Comentarios

Publicá tu comentario