La gran estafa de las telefonías celulares

Tigo encabeza con comodidad el ranking de las empresas con más quejas en su contra. La firma fue elegida en 2012 como la peor empresa del año en un sondeo vía internet realizado por la Asociación de Usuarios y Consumidores del Paraguay (Asucop).

Tigo fue elegida la peor empresa del año 2012 en un sondeo de Asucop.

Existe un acuerdo casi generalizado en que las empresas que mayores abusos cometen contra sus clientes son las telefonías celulares. Además de la telefonía móvil, estas firmas ofrecen servicios de internet que incluyen contratos con penalizaciones si es que el cliente desea abandonar el plan. Personal, Tigo, Claro y Vox (estatal) son las empresas que se reparten el mercado de las telefonías móviles e internet. La estatal Compañía Paraguaya de Comunicaciones (Copaco) también es señalado por la deficiencia de su servicio.

Este sector tiene en su haber incluso que uno de sus principales operadores, Tigo, fuera elegido la peor empresa del año 2012 en un sondeo de Asucop realizado en Facebook. En este sentido, las quejas se dirigen no solo al servicio en sí, sino a la indefensión de los consumidores que al intentar realizar sus denuncias son arrojados a un sistema laberíntico de recepción de reclamos con sucesivas derivaciones. A esto se suma que las llamadas de atención al cliente se cobran a cuenta de este.

Publicidad engañosa, mala señal, cortes permanentes, débitos arbitrarios por mensajes publicitarios, entrega de teléfonos defectuosos en sus promociones, cobros extorsivos: estos son apenas algunos de los reclamos más frecuentes que expresan los consumidores a través de las redes sociales ante la falta de un control de parte del Estado y unos medios de comunicación cautivos por los grandes montos en concepto de publicidad que reciben de estas firmas.

“Se puede llamar a reclamar a Tigo, mientras esperas que te atiendan, da tiempo a tomar tereré, preparar un asado, dormir una siesta, levantarse, ducharse y vas a seguir escuchando: ‘su llamada es importante para nosotros, por favor aguarde, que en breve será atendido’. Nada nuevo…”,  ironizó Eduardo Bertinat Porro en la página de Facebook de Asucop sobre las largas esperas en el servicio de atención al cliente, que precisamente funciona como un desincentivo al tratarse de comunicaciones tarifadas. Esto se aplica a todas las operadoras.

El descontento con Tigo es tal que incluso se lanzó una serie de calcomías para automóviles. Foto: Facebook.

Vox tiene incluso un hit en su nombre en You Tube, Vox es una mierda, en el que el usuario Gabriu graba cuando intenta realizar un reclamo al *111 y nunca es atendido. “El número de abonado no contesta o tiene su teléfono apagado”, respondió el sistema de atención al cliente.

La casi nula intervención del Estado en defensa del consumidor ha generado una situación de caos y descontrol en que las empresas violentan con total impunidad el derecho de sus usuarios.

“Mi reclamo para Claro es el siguiente: ¡no tiene señal! Hice mil reclamos. Tengo el servicio de Blackberry y pago un plan full de internet que puedo usar a medias. Mi número es el 0992282076”, denunció Karin Vallejos.

La organización de descendientes de paraguayos residentes en la Argentina Hijos de Mártires del Paraguay, que estuvo en Asunción para la audiencia del caso Curuguaty, reseñó que en el vecino país contrataron el servicio de llamadas internacionales de Claro y Personal, pero nunca pudieron hacer uso del mismo.

“Yo quité dos módem a mi nombre, uno para mí y otro para mis hermanas. Pero si un número se atrasa en la cuenta ya nos cortan las dos líneas. No puede ser. Que corten al que se atrasa”, expresó, por su parte, Fátima López, usuaria del servicio de internet de Claro, en lo que constituye una muestra de cobro extorsivo.

Publicidad engañosa

Plan «ilimitado», pero con saldo cero.

La publicidad engañosa es la práctica más recurrente de estas empresas, que ofrecen internet y llamadas ilimitadas, pero al cabo de cierto tiempo para seguir navegando o hablando se debe realizar cargas de saldo. Entre las innumerables denuncias de este tipo figura la de Víctor Raúl Estigarribia, quien publicó el estado de su cuenta en que se observa claramente que el plan adquirido es ilimitado, pero su cuota disponible para navegar es igual a cero.

“La Gran estafa de Tigo Paraguay. Tigo nos ofrece un paquete de llamadas ilimitadas a cualquier operadora durante 24 hs., pero lo que no nos percatamos los usuarios es que si hacemos una llamada continua y utilizamos las llamadas hasta el límite en realidad el paquete de llamadas solo dura 10 hs = 36.000 segundos. Entonces Tigo al vendernos un paquete ilimitado en realidad nos vende 36.000 segundos = 600 minutos =10 horas. Para que el paquete sea por lo menos “ilimitado” durante 24 horas debería tener 86.400 segundos = 1440 minutos = 24hs”, detalló Francisco Aranda, retratando con cifras claras el gato por liebre que a diario encajan las operadoras a los consumidores a través del engaño publicitario.

“Tigo y Claro, me consta, ellos dicen que si vos querés rescindir del contrato tenés que pagar (…). En el contrato ambas partes se comprometen, uno a pagar y el otro a darte un servicio. Si no pagás no tardan en cortarte el servicio, pero lo que no te aclaran es que si ellos no cumplen al dar el servicio vos debés pagar igual para rescindir del contrato. El cliente debe pagar millonarias sumas para salir si ellos no cumplen. En cualquier parte del mundo es una estafa”, expresó Diana Araújo con respecto a las cuestionadas penalizaciones que aplican  las empresas a usuarios que quieran salirse de los planes debido al pésimo servicio. En contrapartida, hasta ahora no se conoce algún tipo de sanción aplicado a las empresas que no hayan cumplido el compromiso contraído con los abonados.

“El apagón”

“Hay que organizar el apagón de TIGO, primero por una hora dejamos de usar el servicio. Después mediodía, después un día y así. Vamos a ver cuánta plata pierden por segundo. Vamos a hacer un verdadero CasTIGO”, propuso David Bernabe Flores Vásquez en la misma página de quejas.

Pero como al mal tiempo buena cara, los usuarios hasta se regodean de su propia situación: “Dejá tu celular olvidado en cualquier sitio y te robarán un día… Comprate una línea Tigo y te robarán todos los días…”, comentó en tono jocoso Jesús David Martínez al pie de una denuncia de doble facturación de dicha empresa.

Los atropellos llegan a grados tales que las empresas interceptan los mensajes de los usuarios que quieran migrar con su número a otras operadoras en el marco de la portabilidad numérica.

¿Qué pasó con el saldo?

Otra denuncia frecuente, que en este caso involucra a Personal, es el débito de saldo por mensajes publicitarios recibidos. Si de por sí resulta engorroso recibir este tipo de anuncios sin haberlo solicitado, el hecho se agrava si se considera que el costo del mensaje es trasladado a cuenta del usuario sin autorización alguna.

En internet circulan varias imágenes en alusión a las quejas contra las telefónicas. Foto: pedrojuandigital.com.

“Tanto mi señora. y yo tenemos un mismo plan de telefonía y datos en Personal. (…) El saldo estaba siendo consumido por lo que denominan mensajes con contenido. Estos son mensajes recibidos por ej. del 2090, que en los Smartphones al tocarlos abren directamente una página web, y al hacerlo uno los autoriza (bajo engaño, dolo y en forma ilegal) a que debiten de su crédito con la empresa telefónica 3.300 Gs. por cada mensaje. Los débitos son realizados como BinBit o Entertaiment Factory”, denunció Francisco Pancho Peroni.

De su lado, Garibaldi Benítez, con número 0993 294129, relató que Claro “hace unos meses hizo el débito correspondiente al mes de mi caja de ahorro y no me acreditaron el pago a mi línea. Todas las veces que quería hacer una llamada, una grabación me recordaba que estaba en mora y mi línea sería bloqueada. Recién después de numerosos reclamos regularizaron mi situación crediticia”. A esto agregó que recibió un teléfono Nokia Asha 303 defectuoso entregado en el marco de los planes de tarifa fija, pero luego de dos meses de gestiones se negaron a efectuar el cambio alegando mal uso de parte del cliente.

Los logos son objeto de distintas modificaciones en que los usuarios expresan su enojo contra las empresas. Foto: carpatys.com

Otro modo de robo directo se da a través de la participación en sorteos. Si se envía una vez un mensaje, las operadoras siguen enviando periódicamente cupones en forma de mensajes con costo, según expresó Juan David Andino Nunes sobre el 7010 de Claro.

Asimismo, un usuario identificado como Jimmy García refirió en un posteo de mayo pasado que le trasfirieron todo el saldo a otra cuenta sin su consentimiento y la empresa dice que no puede hacer nada. “Resulta que este domingo entre las 10:20 am a 10:28 am se me quitó todo el saldo Actualmente estoy teniendo el plan de Tigo de saldo Gs.100.000. Todo bien. Tenía 85.000 de saldo aproximadamente,  transfiriendo todo el monto a otro número sin que yo haya hecho nada, o sea me robaron directamente el saldo. Llamé al centro de atención y me dieron los datos del número al cual se fue todo mi saldo pero no pueden hacer nada supuestamente. ¿Qué seguridad tengo yo que al cargar de vuelta me van a sacar?”, escribió.

“Esta compañía telefónica Personal anda robando saldo. Compramos los packs y no envía por el solo hecho de supuestamente no contar con un mínimo de saldo, cosa que no podemos controlar , ya que hay casos urgentes que debes realizar llamadas y no sabemos cuándo va terminar el saldo y a los un minuto de comprar los packs ya no tenés dicho beneficio”, se quejó Hugo Jara.

Con respecto al Estado parece funcionar esa lógica de que aquel que esté libre de culpa que arroje la primera piedra. Su inacción ante el escandaloso proceder de las telefónicas tal vez responda a que su actitud es similar en los servicios que ofrece en el mismo rubro. La falta de señal es una de las principales quejas contra la telefonía Vox y la conexión de internet por debajo de la velocidad pactada, algo que afecta a Copaco y al resto de las operadoras.

“Quiero denunciar a Copaco y a su jefe de la zona Fernando de la Mora, Marcos Britos.  Llevo 11 días sin línea baja e internet y jamás atienden los reclamos. Es una vergüenza. Ya nos fuimos personalmente y ni aun así. Línea 535 319”, denunció Joel Fleitas el pasado 20 de julio.

En tanto, Alexei Asfaduroff escribió que “Copaco está dando un servicio a medias, a varios conocidos y a mí que pagamos por 2 mg nos dan 1 mg. Reclamé por más de 2 semanas sin solución ni explicaciones. Cuando llamo al responsable no atiende, nunca está y lo único que dicen es que tendré que esperar”.

Captura de un vídeo que graba toda la odisea para realizar un reclamo a Vox.

Por último, terminemos con un testimonio que ilustra muy claramente la parálisis de la burocracia privada, que en muchos casos disputa en paridad de condiciones con las oficinas estatales en dar innumerables rodeos para finalmente no solucionar nada.

“Quiero denunciar a Claro. Hace 15 días dejé mi celular en el servicio técnico porque la pantalla quedó completamente negra. Fui 6 veces y cada día una excusa. Que me cambiarían el aparato. Que no hay más el mismo modelo, S3. Que van a cambiarme por un S4 pero que no está la supervisora. Que la supervisora consiguió un S3 pero que debe llegar desde Villarrica. Vuelva el martes sin falta. Vuelva el viernes sin falta. De nuevo, vuelva el martes que ya está en Asunción el aparato, pero el courrier nos entrega recién el martes de tarde. Las veces que pedí hablar con la supervisora o no llegaba aún, o no había ido a trabajar y estaba incomunicada para llamarla, o acababa de retirarse. Dos de las agentes de atención prometieron llamarme a avisar si llegaba o no el teléfono. El sábado me atendió la que está por debajo de la supervisora y me dijo que Claro no trabaja llamando al cliente a avisar y que llamaría la atención a las dos que me lo prometieron. Saquen sus conclusiones. Respuestas estándar, engaños, pérdida de tiempo y dinero, y ausencia de atención al cliente con servicio deficiente”, relató Mónica Lucía Feltes Quenhan.

Comentarios

Publicá tu comentario