La gigantesca guerra contra las trasnacionales del agronegocio  

Semilas nativas de distintos granos, calabazas, acelgas, lechugas, manzanas, zanahorias… ofrecen a la tierra en una alegoría de exorcismo contra el Mal, que con su guadaña y sus insignias de Monsanto, Bayern, Singenta, Cargill, entre otras corporaciones, promueve y comercializa granos transgénicos y venenos en el mundo.

Hambre, contaminación, cauces hídricos destruidos, cambio climático y desahucio son sus consecuencias, nos cuenta Alicia Amarilla, de la Coordinadora Nacional de Mujeres Rurales e Indígenas (Conamuri).

Así empieza este congreso, con unos dos mil delegados de los países del Sur, entre ellos, una delegación de 100 personas llegadas de Paraguay.

“Nuestra guerra es sagrada, nuestra guerra es el por la tierra y sus simientes”, evoca una mujer de voz alta durante la alegoría de la guerra contra las transnacionales y las comunidades rurales que cultivan y cosechan semillas tradicionales.

De fondo, un bandoneón traía sonidos del Sur de Brasil, de los Andes y de La internacional.

Con cada fruta, verdura y semillas que ofrecían a la tierra, las delegaciones retiraban una guadaña, símbolo del poder del mal. A la derrota del monstruo, levantaron vuelo el cóndor y el águila ya cobijando a la gente, a las comunidades, a los simientes, a las flores y a las plantas.

Que así sea, suspira Alicia.

Integración de la FNC

Este año se tiene prevista la integración a la CLOC de la Federación Nacional Campesina. Por nuestro país, en esta organización regional participan ya la Conamuri, Movimiento Campesino Paraguayo, MCNOC y Organización de Lucha por la Tierra.

En nuestro país el agronegocio, con su semilla transgénica y sus poderosos venenos, ya ocupa, según nuestros últimos datos, 3.250.000 hectáreas en la Región Oriental. La presión de la producción de granos a gran escala desplazó a la ganadería tradicional a tierras chaqueñas, cuestión que ocasionó el año pasado la deforestación más grande del planeta, según estudios de la Universidad de Maryland, Estados Unidos.

 

Comentarios

Publicá tu comentario