La fiscalía retiene el equipo de un comunicador

Tras su liberación, Vicente Portillo, detenido el 2 de abril en el desalojo en Capi’ibary, aún no ha podido retirar su cámara de video ni el casette.

Fotografía: ocupación campesina en San Pedro, a modo de ilustración. De Base IS.

El pasado lunes 2 de abril, 80 familias pertenecientes a la Organización de Lucha por la Tierra (OLT), que se encontraban ocupando desde hacía 22 días la propiedad del colono brasileño Omar Müeller, fueron desalojados violentamente por la policía.

En el momento fueron detenidas 27 personas, entre ellas Vicente Portillo, miembro de la OLT y del Colectivo por la Liberación de la Información y la Producción (CLIP) que se encontraba grabando el desalojo.

Portillo fue detenido injustamente y, además, la policía secuestró su cámara de video.

Las 27 personas estuvieron detenidas en la Comisaría de Capiibary y luego trasladadas a Santaní, de donde fueron liberadas el miércoles en horas de la noche, luego de declarar ante la fiscala Nimia Ávalos.

Cuando Portillo fue liberado, no le devolvieron la cámara ni el cassette, diciéndoles que fueran el lunes siguiente. Cuando volvieron a reclamar, Vicente y otros de sus compañeros estuvieron esperando varias horas desde temprano y la respuesta de la fiscala Nimia Ávalos fue que Portillo debería demostrar que la cámara es suya y que debía presentar la factura de compra.

El Sindicato de Periodistas del Paraguay (SPP) hace suya la reclamación realizada por el colectivo CLIP y exige la devolución de la cámara. La Policía es la responsable inmediata de este hecho y ahora con la complicidad de la Fiscala la injusticia se acentúa y se convierte en una violación a la libertad de expresión.

Comentarios

Publicá tu comentario