«La fantástica historia de un robo»

Análisis. Al periodista Jorge Torres parece que se le dió vuelta la tortilla.

Estos serían algunos de los cheques supuestamente robados del vehículo de Jorge Torres, según su versión. Los demandantes afirman que son parte de una deuda del periodista.

El caso que saltó esta semana del periodista investigador, con permiso o despedido, del diario abc color Jorge Torres, desató intrigas, especulaciones y debates en el mundo de la prensa.

Luego del silencio salieron los implicados a dar sus versiones, más que aclarar, dejaron más dudas, porque muchos de los argumentos parecen forzados.

En las radios Monumental y Cardinal entrevistaron al abogado de la demanda, Mario Aníbal Elizeche. Jorge Torres apareció en el programa del periodista Luis Bareiro “La mano en el fuego”.

Contrastando las dos versiones

El 23 de agosto de 2011 se emitió un mandato judicial de embargo por 58 millones de guaraníes contra los bienes de Jorge Torres; el 30 de agosto del mismo año, el requerido se dio por notificado según consta en el acta arrimada al expediente por el actuario judicial. Primero fueron a su domicilio donde no le hallaron, por lo tanto fueron a su lugar de trabajo, el diario ABC Color donde el periodista admitió la deuda pero alegó no poseer bienes inmuebles ni efectivos para saldar la deuda reclamada.

Sobre la demanda el abogado Elizeche aclaró que se trata de una causa en lo civil por cobro de guaraníes, sobre cheques girados contra cuenta cancelada. Los cheques serían del año 2009 y del año 2010 del banco INTERBANCO, hoy ITAU. Según las expresiones del periodista Jorge Torres en la entrevista televisiva, las fechas de emisión de los cheques son de Febrero, marzo  y mayo del año 2010.

A esto debemos agregar que existe una segunda demanda, de fecha 3 de octubre del corriente año, por seis cheques girados también contra la misma cuenta cuyas fechas son: 13 de marzo, 25 de octubre, 12 de diciembre, 20 de diciembre de 2009 y 22 de marzo y 22 de abril de 2010; por un total de setenta y cinco millones de guaraníes. Sumando ambas demandas la deuda asciende a 133.000.000 guaraníes sin tener en cuenta los honorarios e intereses moratorios.

Jorge Torres afirma que entregó los cheques como garantía de pago a un prestamista particular. El préstamo lo realizó para financiar la obra de Teatro Closer y retiraría los cheques una vez saldada toda la deuda según afirma. La obra de teatro en realidad data de agosto del año 2010, el mismo afirmó que la obra costó alrededor de doscientos millones. Los cheques sin fondo girados sobre cuenta cancelada fueron emitidos muchos meses antes de la realización de esta obra, incluso en uno de los casos un año y medio antes de que se concretara la puesta en escena.  Llamativamente Torres en ningún momento se refiere a los cheques del año 2009.

Jorge Torres. Foto: Red Guaraní.

Lo que Torres evita mencionar -pues es pasible de una demanda en lo penal– es que estos cheques los giró sin contar con los fondos que los respalden y luego contra una cuenta cancelada, esto quiere decir que emitió cheques cuando la cuenta estaba ya cerrada. En la demanda se pueden ver los cheques con el sello del banco especificando como motivo del rechazo insuficiencia de fondos y cuenta cancelada.

Jorge Torres, afirmó que tiene los recibos de pago de la deuda por la cual entregó como garantía los cheques ante lo cual el abogado Elizeche respondió que le parece “Infantil el argumento que alguien pague una millonaria deuda y que no retire el documento”.

Jorge Torres repite el libreto de Soares

Cuando la defensa de Camilo Soares, sobre la factura del Hotel Convención de España replicada para rendir cuentas, argumentó que las verdaderas facturas se extraviaron en un robo, y que por lo tanto Gonzalo Deiró- Director de Finanzas en aquel entonces- tuvo que fraguar facturas para poder rendir los gastos, Jorge Torres catalogó eso de “fantástica historia de un robo” (abc color, 14 de noviembre de 2010, página 18, sección política).

En el programa “La mano en el fuego” Luis Bareiro preguntó a Torres si no aparecerían más cheques, aparte de los de la demanda y Torres respondió: “en octubre del año 2009 hice una denuncia por el robo de seis hojas de cheques que arrancaron de mi chequera, de la guantera del auto, arrancaron seis hojas, eso fue en 10 de octubre del 2009”.

Un supuesto ladrón habría logrado entrar a su auto, abrió la guantera, sacó la chequera y arrancó seis hojas de la misma volviendo a dejar el resto del talonario en el vehículo. Se trataría de un gran profesional de la rama del hurto si es que las hojas de la chequera que fueron  arrancadas estaban firmadas o un gran tonto que se tomó el trabajo de llevar seis cheques y dejar el resto de la chequera.  Esta versión también parece ser la “fantástica historia de un robo”.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.