La depredación ambiental del Gran Bicho

Las informaciones que trae E’a digital en las ventanas de abajo  muestran sólo un aspecto de la depredación ambiental que los seres humanos perpetramos contra la naturaleza: la deforestación.  Nos estamos devorando todos los árboles del planeta. Este  es  un tipo de ser viviente de los millones que nos estamos fagocitando en nuestra insaciable necesidad de energía. En este «nuestra» debemos hacer una discrminación: más del 63% de la población del planeta, que asciende a alrededor de 6.700 millones de personas, no tiene acceso a los alimentos básicos, indispensable para no sufrir dolor físico ni sufrimiento síquico.  De ese 37%, la mayoría se mata trabajando para no disfrutar de su hiperconsumo, mientras que hay una minoría de la población que sufre jugando polo o paseandose en su yate por el mediterraneo, para luego, con unas dos o tres llamadas timbea con sus acciones en Wall Street para ganar millones de dólares.

Aún cuando debamos tener presente lo odioso de esa minoría de exiquisitos que se cuida de no pisar a los millones de niños que mueren de hambre cada año para no ensuciar sus zapatos, pintemos al gran telón de fondo para no perdernos:   el capitalismo global, ese Gran Bicho que lleva a algunos a una forma de vida de hiperconsumo y al resto de la población al deseo nunca alcanzado. Ese gran bicho (al que alimentamos nosotros) que se está devorando al resto de los seres vivos, a los recursos naturales del planeta.

El Capitalismo es a un mismo tiempo una lógica y una ilusión: todos queremos un auto, una casa, un millón de dólares en el banco, una ropa de moda, un caviar…y luego queremos acumular hasta el infinito estas unidades. Pero los recursos naturales, la energía  del planeta es finito. Asi que los 6.700 millones de seres humanos que habitamos este maltratado planeta nunca alcanzaremos los bienes y servicios infinitos que nos promete el capitalismo, aparte  de que no los necesitamos realmente.

Los científicos proyectan que la especie humana vivirá, de aqui a 40 años aproximadamente, un futuro de catástrofes ambientales, de violencias incontrolables, de  gobiernos de terror para controlar a poblaciones enteras desesperadas por la escasez de agua y de alimentos. Dicen que el Capitalismo entró en una crisis que ya no le da oportunidades de recuperación. Dicen que vamos a otro sistema de vida y de gobierno que puede ser o peor o mejor o igual que este. todo es incierto.

Comentarios

Publicá tu comentario