La CIDH recibió información y peticiones sobre casos de violaciones de DD.HH.

En el marco del 147º periodo de sesiones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), representantes de organizaciones de la sociedad civil de Paraguay peticionaron a la Comisión puntos relacionados a la masacre de Curuguaty, entre otros.

Las organizaciones de la sociedad civil de Paraguay peticionaron a la Comisión:

 1) La realización de una Visita In loco de la CIDH al país para constatar las situaciones denunciadas en el marco de la audiencia mantenida con la Comisión;

 2) Un pronunciamiento respecto de las violaciones de derechos humanos ocurridas en la Masacre de Curuguaty;

 3) Que solicite al Estado paraguayo datos sobre la investigación de las denuncias de torturas sufridas por varias de las personas detenidas por el caso Curuguaty;

 4) Que la CIDH solicite información al Estado Paraguayo acerca de:

a) Si está realizando acciones a favor de niños, niñas y adolescentes afectados/as por la masacre de Curuguaty, y en caso que así sea, cuáles son dichas acciones;

b) Los procedimientos aplicados para el despojo del territorio de la comunidad indígena Cuyabia, y sobre el desmonte continuo del Patrimonio Nacional y Cultural Ayoreo Totobiegosode;

c) La situación de los casos de asesinatos recientes de tres dirigentes campesinos, y que monitoree la situación de otros/as defensores y defensoras de derechos humanos amenazados/as.

 Estas peticiones se presentaron en la audiencia “Situación general de los derechos humanos en Paraguay”, la cual se llevó a cabo el pasado viernes 15 de marzo en la sede de la Organización de Estados Americanos (OEA) en Washington D.C., Estados Unidos.

 La misma se otorgó en respuesta a la petición realizada por la Coordinadora de Derechos Humanos del Paraguay (CODEHUPY), el Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de las Mujeres (CLADEM) y CLADEM Paraguay, el  Servicio de Paz y Justicia Paraguay (SERPAJ Py), la Coordinadora de Mujeres Trabajadoras Rurales e Indígenas del Paraguay (CONAMURI) y Católicas por el Derecho a Decidir Paraguay (CDD Py), con la adhesión de Vía Campesina Paraguay.

 Durante el desarrollo de la audiencia, la delegación de representantes de las organizaciones de la sociedad civil, presentó a la Comisión varios casos paradigmáticos de violaciones de derechos humanos sucedidos en el contexto del quiebre del proceso democrático ocurrido en Paraguay en junio de 2012, así como las peticiones ya señaladas. Luego de la presentación de la delegación de organizaciones de la sociedad civil, los representantes del gobierno paraguayo de facto realizaron su presentación.

 Posteriormente, las y los comisionados de la CIDH expresaron en la audiencia que esperaban mayor información de la delegación del Estado Paraguayo sobre el caso Curuguaty. Expresaron su preocupación por los asesinatos de los tres dirigentes campesinos y el carácter intimidatorio que estos hechos acarrean para las comunidades en las que vivían los mismos.

 Las y los comisionados también expresaron su inquietud respecto de la situación de los pueblos indígenas, y requirieron mayor información al Estado sobre la actuación de éste en torno al caso de la comunidad indígena Cuyabia.

Finalmente, las y los comisionados de la CIDH comprometieron a quienes ejercieron la representación del Estado Paraguayo a proporcionar en breve mayor información sobre los diversos puntos presentados por la delegación de organizaciones de la sociedad civil.

Comentarios

Publicá tu comentario