La Cepal aboga por recuperar el papel del Estado fuerte

Brasilia, 29 may (EFE). Los países de América Latina y el Caribe deben recuperar el papel del Estado como promotor de la igualdad y transformar sus estructuras industrial y tecnológica a fin de cerrar las profundas brechas sociales que persisten en la región. Esas son algunas de las principales conclusiones del informe titulado «La Hora de la Igualdad. Brechas por cerrar, caminos por abrir», elaborado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), que será presentado este domingo en la apertura de su 33 período de sesiones, que se celebrará en Brasilia hasta el próximo martes.

El documento, que la CEPAL define como una «nueva hoja de ruta para la región», sostiene que a pesar de «los avances alcanzados en materia económica y social en los últimos años», América Latina aún presenta «la peor distribución del ingreso del mundo», con «niveles importantes de pobreza y una fuerte heterogeneidad productiva».

Asimismo, persisten en la región «el deterioro en el mundo del trabajo y la segmentación de la protección social», un escenario que se completa con desafíos sociales «de largo plazo», entre los que se citan «la discriminación étnica y de género, la vulnerabilidad frente al cambio climático y la transición demográfica».

Según la CEPAL, la «igualdad social y el dinamismo económico no están reñidos entre sí», por lo que los Gobiernos deben «repensar» el modelo de desarrollo a fin de «crecer para igualar e igualar para crecer», pues «igualdad, crecimiento económico y sostenibilidad ambiental tienen que ir de la mano».

La «hoja de ruta» ofrecida por el organismo plantea, en sus 289 páginas, seis grandes ejes: políticas macroeconómicas dirigidas al desarrollo inclusivo, convergencia productiva con igualdad, más y mejor empleo, convergencia territorial, cierre de las brechas sociales y pacto fiscal.

En relación al último, propone el pacto fiscal como «clave» y afirma que «es necesario» para dotar al Estado de mayor capacidad para redistribuir recursos y promover la igualdad.

El documento sostiene que «la tributación es clave para otorgar a los Estados la capacidad de financiar políticas orientadas a disminuir las brechas sociales», pero indica que, en América Latina, «no tiene el efecto redistributivo» de los países desarrollados, con graves deficiencias incluso en los servicios más básicos.

La CEPAL apunta que se trata de construir un Estado del bienestar y «no un Estado subsidiario», que avance hacia «una nueva estructura tributaria y hacia un sistema de transferencias que privilegie la solidaridad social».

Según la CEPAL, es necesaria una «nueva ecuación» entre el Estado, el mercado y la sociedad, a fin de «alcanzar un desarrollo con empleos de calidad, cohesión social y sostenibilidad ambiental».

Cuando se refiere a la convergencia productiva, la CEPAL pide un especial apoyo al desarrollo de las pequeñas y medianas empresas, y sobre todo dirigido a mejorar su competitividad, a fin de facilitar su inserción en un mundo globalizado.

Como ejemplo de la situación, el documento dice que, actualmente, «mientras la productividad de una microempresa en Chile equivale al 3% de la de una gran empresa, en Francia llega al 71%».

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.