«La campaña ´Queremos papá y mamá` promueve el odio»

 

Mirta Moragas, del grupo feminista Las Ramonas y de la Coalisión Lesbianas, Gays, Bisexuales, Personas transexuales e Intersexuales (LGTBI), afirma en esta entrevista que los grandes medios están en una campaña de discriminación contra los no heterosexuales. Quiero declarar mi ignorancia en esto: ¿porqué tanto ruido de la gente de las iglesias paraguayas y de sectores que no están dispuestos en reconocer la prácticas sexuales diferentes, si aquí no hay anda parecido a lo que hizo en Argentina, por ejemplo…o es simplemente el miedo de que no pase acá lo que pasó allá con la ley de paridad matrimonial?

Todo el ruido que se genera a partir de la campaña “queremos papá y mamá” es antes que nada una campaña que promueve el odio, que es lo mismo que hacía el régimen nazi y que se hacía en la sociedad en la época de Stroessner ,con el caso de los “108”.

Me sorprende cómo diferentes sectores organizados y no, pública o privadamente, van expresando su rechazo a una realidad: miles de personas que en este país viven su sexualidad en forma diferente a la relación heterosexual. Mirá, por ejemplo, como se reaccionó con el marco pedagógico  sexual impulsado por el Ministerio de Educación…

Y en este punto creo que estamos llegando a un estadio peligroso, porque están siguiendo los pasos de la “estrategia del odio”, cuyo primer paso es reducir la individualidad al grupo. Las personas dejamos de ser personas para convertirnos en una características: gays, lesbianas, bisexuales, trans. Ya no somos sujetos/as de derecho, somos una característica. El segundo paso es hacernos “menos humanos”, que es lo que hicieron en el régimen nazi. Quieren convencerle a la gente que las personas no heterosexuales “valemos menos”. Esto hacía el régimen nazi con los judíos, las personas con discapacidad. Y si sos menos humano/a, no tenés que tener los mismos derechos.

El tercer paso es difundir un sentimiento de amenaza. “La unión homosexual va a destruir la familia”. Esto es lo mismo que decían cuando se discutió el divorcio. El divorcio existe y la familia sigue igual, no se cayó el mundo. Ahí yo me pregunto. Si yo, bisexual o lesbiana me caso con una mujer ¿a quién le voy a estar sacando derechos? Lo que se va a hacer es ampliar la base de derechos que existen. El cuarto y último paso es la agresión. Una vez que te convencieron que algunas personas que pertenecen a algunos grupos valen menos, son menos humanos y amenazan a tu sociedad, lo siguiente es “eliminarlos”, discriminarlos, agredirlos.

Lo peligroso de esto es que además del odio, se están obstaculizando políticas públicas como el Marco rector pedagógico de educación de la sexualidad humana, que promueve el MEC, con un proceso de consulta super amplio y que ahora apeligra porque estos sectores fundamentalistas sostienen que se puede “enseñar” la homosexualidad. Esto es una aberración y además es mentira. El Marco Rector lo que va a hacer es darle información sin sesgos a jóvenes y adolescentes y hablará con ellos/as de la importancia de la perspectiva y la igualdad de género, que hará que por fin se hable de la violencia contra las mujeres, que los/as adolescentes tengan información sobre sexualidad, en el contexto de un país que tiene una de las más altas tasas de embarazo adolescente. Y hay embarazo adolescente porque no hay información adecuada y las políticas no tratan, hasta ahora, este tema con la seriedad, sistematicidad y sin la doble moral que mucho caracteriza a nuestra sociedad.

Y tienen, me parece, el soporte de algunos medios…bueno Ultima y ABC, por ejemplos, asumen una posición editorial respecto al temas…

Los medios de comunicación están jugados, en su mayoría, hacia los intereses de las clases conservadoras, que “casualmente” es  la misma derecha conservadora en lo económico que niega derechos laborales, se niega a pagar el Impuesto a la Renta Personal. Es sabido que Vierci es del Opus Dei y por supuesto, esta desde el editorial de sus medios, presentando opiniones como informaciones, algo que cualquier estudiante de periodismo sabe que no solo es incorrecto, sino anti ético.

De esto se tratan estas campañas, de difundir odio, de difundir un único modelo de familia (que además es mentirosa porque la familia tradicional mamá-papá-hijos/as está perimida hace rato, por las migraciones y la paternidad irresponsable, entre otras cosas).

Y cómo se debería proceder para legalizar el matrimonio entre homosexuales

Lo otro que hay que decir, con relación al matrimonio es que en Paraguay se necesita una modificación constitucional. Hay cierto sector minoritario y muy mal asesorado que sostienen que con un cambio legal se puede alcanzar el matrimonio y eso no es así. Si se quiere matrimonio como tal se debe modificar la Constitución. No obstante es factible algún tipo de unión civil, pero se debería estudiar en profundidad.

Por otra parte, lo que muchos sectores, no solo LGTBI, sino de derechos humanos sostenemos es que necesitamos antes que nada discutir sobre no discriminación. Argentina llegó al matrimonio igualitario luego de una ley y una institución que luche contra todas las formas de discriminación y está probado que en los países donde se ha aprobado el matrimonio no se ha acabado con la discriminación. Necesitamos pensar sociedades más inclusivas y no se trabaja esto desde el matrimonio sino desde la no discriminación.

Que sectores políticos y sociales concretos te parece que están detrás de esto que a mi me parece es ya una campaña contra las personas que viven en forma difereten su sexualidad…

Los políticos, en general tampoco están teniendo posturas mejores. El vicepresidente dice que no se puede aceptar el matrimonio igualitario porque va “contra los valores católicos”, ignorando que el Paraguay es un estado laico constitucionalmente. Es decir, no se puede legislar ni gobernar de acuerdo a las creencias religiosas, sino a los derechos humanos y la equidad.

Y cómo ves la posición del gobierno de Fernando Lugo en este asunto…

La verdad que no sabemos muy bien la postura de Lugo con relación a esto, aunque la inferimos. Pero insisto que acá el fondo de la cuestión es debatir la no discriminación, que no solo va a hacer que lesbianas y gays sean más respetadas/os, sino que hará que todas las personas hagamos un ejercicio de inclusión de todas las personas y terminemos de entender que todas las personas somos iguales en dignidad y derechos y que es sano y democrático convivir en la diversidad.

Gracias Mirta

A vos

Comentarios

Publicá tu comentario