La Asunción de Flores y Pachín Centurión

El mirador de Punta Karapa, Cahcarita, alberga el recuerdo más amplio y profundo de José Asunción Flores. Devuelve aire a los pulmones maltrechos por el apuro, el hollín y el strés. Devuelve una vista, aunque fragmentada por la Costanera, a la “hermosa bahía”, con vientos de Chaco’i que se retuercen entre los edificios insomnes. El Museo José Asunción Flores desafía el olvido y reconstruye la figura de un Flores humano, “profundamente comprometido con el destino de su pueblo”, diría la cantora Rocío Robledo durante la serenata organizada por Pachín Centurión, Atanacio Galeano y Malena Bareiro.

“Flores era fuera de serie”, nos cuenta Pachín Centurión, al mostrarnos la foto con Mao Tse- Tung, el jefe de la revolución china. En una “cumbre” sacaba “mandarinas para invitar a la gente”, asume, al mirar otra foto con músicos, con el ex presidente libral José P. Guggiari y el empresario Alfredo Jaeggli (padre)

“Cómo  ha cambiado la bahía con la costanera”, se asombra la productora Anahí Zaldívar.

Con arroyos sepultados y la especulación inmobiliaria, qué queda de Paraguay-pe, cantada anoche por Robledo con magia íntima y apertura de jazz.

“Puerto Sajonia mi desvarío, azul cerrito de Lambare…” ¿Qué nuevos poetas y músicos del asfalto nacen y crecen?

Rocío Robledo recreó Paraguay-pe

Rocío Robledo recreó Paraguay-pe

“Acá estamos los luchadores del canto al lado del pueblo”, esbozaría Alberto Rodas al cantar un tema suyo dedicado a Flores.

El aire fresco interpelaba más y más cuando Jorge Sandoval punteó “gallito cantor” para transportar la memoria a la cortina musical de Radio Moscu. A ese tiempo en que, por las noches, muchos de nuestros padres se rebuscaban en la onda corta para romper ese folklorismo alienante impuesto por “el Orden, la Paz y el Progreso”.

Destierro, destierro, “amargo como el vino del exiliado” (Así estoy yo sin ti, Sabina).

La noche ya había repasado poesía de Ricardo De La Vega, interpretación de Raquel Rojas, el reencuentro de Horacio Verdún (residente en Barcelona) con Asunción y su cuate Ulises Silva, entre otros, pero, de yapa, vendría una cátedra de lo que es y cómo se ejecuta la guarania. Por Antonio Lacú González.

“El maestro Flores fue un incomparable artista, hombre jovial y lleno de alegría, comunista sobresaliente, conocido humanista”, cuenta el comunicado del Partido Comunista que Luis Casabianca entregaba a los presentes. “El camarada Flores no está muerto, vive en nosotros”, coreaba la Juventud Comunista.

De la mano  

Ulises Silva y Horacio Verdún se reencontraron en el escenario luego de una década.

Ulises Silva y Horacio Verdún se reencontraron en el escenario luego de una década.

Un encuentro memorable de cantores, actores, trovadores es el que albergó anoche Punta Karapa a los 110 años del nacimiento de Flores. Una tremenda voz de Sergio Peña, hijo de músico, actriz y cantante, nos recordaría esos vientos épicos y románticos de antaño al decirnos: “estamos aquí, Flores, luchando con nuestra voz y nuestra guitarra para que estos vientos terminen por llevarse la miseria de nuestro país”.

La serenata a Flores no podría terminar mejor.  A las 24.00, Pachín Centurión cumplía 60 años. No cantó, por respeto -lo conocemos-, a los muchísimos invitados.  Pero su voz y su compromiso con la gente más necesitada de nuestro país ya son imborrables. “Flores y Pachín, un solo corazón”, le cantaron sus amigos.

Jorge Sandova y Hugo Flecha "le hicieron" a Gallito cantor

Jorge Sandoval y Hugo Flecha «le hicieron» a Gallito cantor

Alberto Rodas.

Alberto Rodas.

 

Antonio Laku González brindó una cátedra de cómo ejecutar y cantar la guarania.

Antonio Laku González brindó una cátedra de cómo ejecutar y cantar la guarania.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.