Kirchner desafió a los grandes medios argentinos

el fallecido ex Presidente Argentino Néstor Kirchner

Néstor Kirchner mantuvo una dura pelea con los grandes medios comerciales argentinos, principalmente con el Grupo Clarin. La Ley de Servicio de Comunicación Audiovisual que impulsó hirió al oligopolio de medios en Argentina.

El conflicto continuó luego de que abandonara el sillón presidencial, porque el hoy desaparecido ex presidente argentino siguió apoyando la necesidad de poner freno a los monopolios mediáticos vigentes en el país vecino, antes y durante su gobierno. En la administración de Cristina Fernández, declaró formalmente la guerra a los grandes canales de televisión con la presentación del proyecto de ley citado en el Teatro Argentino.

El 18 de marzo de 2009, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner presentó una iniciativa para reformar la legislación promulgada durante la dictadura argentina. La iniciativa presidencial, denominada Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual (SCA) fue respaldada por numerosos actores, periodistas y figuras mediáticas. La ley estipula: «Las ondas de radiodifusión pertenecen a la comunidad, son patrimonio de la humanidad y deben ser administradas por el Estado con un criterio democrático.»

La ley de medios que obliga al desguace de las principales empresas multimedios del país se terminó sancionando en el Congreso argentino, y rige actualmente el funcionamiento de los medios electrónicos y audiovisuales, salvo un artículo que no rige sólo para el Grupo Clarín: el de la Desinversión. A principios de octubre, la Corte Suprema rechazó el pedido del Gobierno de levantar una medida cautelar favorable a esa empresa de medios.

En la Argentina, la concentración de los medios se remonta a la dictadura militar (1976- 1983), cuando se censuró a la prensa y se implementaron leyes duras para evitar que se expresara públicamente la oposición al régimen. La ley de emisión de radio argentina (Ley de Radiodifusión 22.285) se remonta a 1980, cuando la dictadura militar aún se encontraba en el poder.

El dictador Jorge Rafael Videla aprobó la ley, la cual garantizó ganancias a los propietarios privados de los grandes medios; prometió apoyo a la dictadura de los mercados de los medios, y silenció a los periodistas que reportaban sobre el genocidio perpetrado por las fuerzas represivas del Estado que ocurría en el país. Comandos armados mataron a más de 100 periodistas durante la dictadura militar.

Durante todo este proceso de legitimación social y legislación de esta nueva Ley, la pelea entre los Kirchner, la mayoría absoluta del Partido Justicialista (Peronismo) e innumerables organizaciones sociales, comunitarias y medios alternativos, por un lado, y el Grupo Clarín, la oposición política y los demás medios comerciales, por el otro,  fue dura. Tiempo en el que los Kirchner fueron blanco de furibundas críticas de los grandes medios, principalmente Clarín.

El otro proceso comunicacional abierto por Néstor Kirchner fue la creación de medios audiovisuales públicos: un canal educativo y otro informativo, y el fortalecimiento de los medios estatales y públicos argentinos ya existentes. Desde esta plataforma mediática estatal y pública, el desaparecido ex presidente confrontó de igual a igual con la oposición a su gobierno y con los grandes medios comerciales.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.