Julio González Marini: “La Bienal es un espacio para aportar y motivar desde la creación y el pensamiento”

Por Jazmín Rodríguez 

Nacido en 1.958 en la ciudad de Carapeguá. Es dibujante, escenógrafo y diseñador. Expuso sus obras desde 1.976 en muestras colectivas internacionales y nacionales. Obtuvo varios premios y ha ilustrado libros y revistas, además de realizar escenografías para obras teatrales. También ha trabajado en importantes medios periodísticos como La Tribuna y Abc Color. Actualmente reside y trabaja en España.

Julio, es uno de los numerosos artistas que hoy participan en la segunda Bienal Internacional de Asunción 2017 (BIA), que, bajo el lema «Significar lo imposible» –una cita de Yo el Supremo, elegida en homenaje a Roa Bastos en su centenario– se desarrolla durante todo el mes de setiembre.

¿Quién es Julio González y qué hace en España?

Julio González es un artista paraguayo, que empezó en los años 70 como dibujante y actor. Con el correr de los años fue abarcando otras disciplinas y al principio de los ’90 fue invitado por la Fundación Friedrich Naumann de Alemania, a exponer y a realizar una estadía y residencia de artista. Más tarde, decide residir en España para hacer un estudio en el campo de antropología cultural.

¿Qué es un artista para vos?

Un artista es un ser que trabaja con l

Dibujos J1

a creatividad y la comunicación con poéticas diversas. En realidad, y por suerte es muy difícil definir lo que es arte.

¿Podes contarnos un poco de tu trayectoria y tu trabajo?

Desde los años ’70 trabajo en el área de la creatividad y la educación, el teatro de la comunicación visual en prensa específicamente como ilustrador y diagramador de periódicos locales.

Igualmente, el diseño de escenografías y vestuarios para montaje teatrales.

Lo que actualmente se llama curaduría de exposiciones y eventos colectivos en varios centros culturales y galerías oficiales como alternativas.

En una nota reciente te describen como pintor, grabador y dibujante ¿Cuál de todos vino primero?

La verdad que el teatro, que es mi primer amor. La vida es puro teatro… El dibujo, la pintura y el grabado van íntimamente ligados, empiezo en Bellas Artes con Ofelia Echagüe de Vera y continúo en los talleres de Livio Abramo, Edith Jiménez y Olga Blinder, a buscar con sus valiosísimos ejemplos, a trabajar con intensidad, aDibujos J1 investigar con autodisciplina. Paralelamente, me fui acercando a otras disciplinas con otros compañeros y maestros profesionales como la fotografía, el vídeo, el diseño gráfico.

¿Cómo fue participar de esta Bienal? ¿Y qué te parece este tipo de encuentros?

En principio mi búsqueda en la antropología cultural me llevó al pensamiento crítico, especialmente con las instituciones culturales y sus ejercicios del poder funcionales al sistema, por lo tanto, desprecio las instituciones autoritarias como los museos, las galerías y las Bienales. Sin embargo, en el caso de Paraguay, un país que va contra corriente de todo sentido común, decido exponer por mis amigos, que luchan por preservar un espacio de cultura en un medio tan adverso y fragmentado, inmerso en una deriva de injusticias y autodestrucción. Participo en la Bienal consiente de sus limitaciones como institución cultural sabiendo que este tipo de encuentros puede motivar, aportar mucho al empobrecido ambiente cultural dependiendo del enfoque que le den, y entiendo que los gestores de esta bienal lo están haciendo muy bien.

¿Volverías al Paraguay?

Volvería, sí, por supuesto, para confrontar mi experiencia de tantos años en la experiencia de la inmigración, las fronteras, el destierro, el refugio, la residenDibujos J2cia, la identidad, que son los elementos fundamentales de mi investigación actual.

¿En qué estás trabajando ahora mismo?

En este momento, mi prioridad está en esta investigación de muchos años sobre el fenómeno de la inmigración, los movimientos sociales, fenómenos políticos contemporáneos. Me interesa el proceso político español en cuanto que lo puedo comparar con el proceso paraguayo, ambos procesos que han salido de guerras civiles y dictaduras de largos años, e iniciando un camino de transición a la “democracia”, observar un fenómeno de trasformación luego del desastre. Las llamadas “transiciones” democráticas. PODER + TIEMPO = CORRUPCIÓN. Un panorama desalentador.

¿Cómo expresar todo esto en arte?

Desde el dibujo, el diseño, el teatro y la instalación, el sueño de una obra total que expresa mi visión crítica del mundo, sin descuidar los bolsones de resistencia de la amistad, la micro política y la creación de redes de sustento y cuidado para no caer en suicido del individualismo consumista, que anula nuestra dignidad de seres humanos.

Durante todo este tiempo, estuve dibujando intensamente como una práctica casi terapéutica que me llevó al domino de la técnica y por fin al verdadero arte, al conseguir un trazo y un imaginario que me identifica y expresa mi particularidad.

¿Tenes algún proyecto nuevo?

En cuanto a proyectos nuevos, tengo varios, que se cruzan entre las ciencias sociales y las artes contemporáneas y el dibujo, entre ellos una gran instalación en “site especific” con el nombre de Los Restos del Naufrágio, donde reúno toda mi experiencia de estos años de inmigrante, de extranjero, de artista contemporáneo y observador del comportamiento humano, empezando por mí mismo. La instalación reúne objetos, pinturas, dibujos, collages, performances, vídeos, fotografía, interactuación en redes sociales y movimientos sociales y políticos.

¿Qué le dirías al joven que recién está empezando?

Sí, yo me siento muy afortunado de haber tenido maestros y referenDibujos J3tes tan importantes como Livio Abramo y Olga Blinder y tantos otros artistas, periodistas y luchadores de derechos humanos que me enseñaron a defender mi dignidad como ser creativos y persona, por lo tanto, trasmitir lo que ellos me enseñaron. 

Primero no traicionarse a uno mismo, por ofertas de vanidad y prestigios superficiales, ser fieles al arte elegido, a su radicalidad, no abandonar las utopías, el pensamiento crítico, el sentido del humor y la compasión como bandera de rebeldía. Cumplir las promesas del arte, la libertad.

¿Cómo ves el arte paraguayo desde afuera?

¿Cómo veo la vida desde afuera? ¿Cómo veo el país desde afuera? con dolor por los atropellos, con esperanzas por la resistencia. En la vida como en el arte.

Me sorprende la inmensa cantidad de gente joven talentosa en todas las áreas, la música, la fotografía, el cine, el diseño.

Algún mensaje o invitación para las personas que participan de esta Bienal

Que disfruten de la Bienal como un espacio de creación y pensamiento y no como un parque temático donde perder entretenidos el tiempo en vanidades y competencias absurdas.

 

Comentarios

Publicá tu comentario