Juicio a campesinos es inconstitucional porque no se usó el guaraní, sostienen

El abogado Bernardo Insaurralde -integrante del equipo jurídico que encabeza Víctor Azuaga que defiende a  los 11 campesinos acusados por la masacre de Curuguaty- afirmó que el Estado, a través de la administración de justicia, violó el artículo 140 de la Constitución Nacional, al no otorgar  a los campesinos el derecho lingüístico de que el juicio se desarrolle en su idioma materno, y único en el caso de varios de los 12 acusados que ni siquiera hablan el castellano. “Todo el proceso es inconstitucional”, añadió.

“¿Cómo va entender una persona procesada de qué y porqué se le acusa si se le habla en un idioma que no es el suyo, que cabalmente no comprende?”, se preguntó Insaurralde, y agregó: “…una cosa es que un guaraní hablante interprete una comunicación sencilla, de la calle o en la casa, digamos, cuando se le habla en castellano, y otra cosa es que un guaraní hablante pueda comprender conceptos jurídicos, muchas veces intrincados, hablados y escritos en castellano”, ejemplificando la validez de su argumento.

El artículo 140 de la Constitución Nacional establece lo siguiente: “…El Paraguay es un país pluricultural y bilingüe. Son idiomas oficiales el castellano y el guaraní. La ley establecerá las modalidades de utilización de uno y otro…”.

Insaurralde recordó que, durante todo el proceso judicial que se abrió a los campesinos tras la masacre del 15 de junio de 2012 ocurrida en la estancia Marina Kue, los jueces y los fiscales hablaron en un “duro” castellano. “Y no solo eso, nunca facilitaron un intérprete a los campesinos acusados para que se les traduzcan las acusaciones del fiscal y las decisiones de los jueces”, añadió.

El equipo jurídico encabezado por el abogado Víctor Azuaga defiende a los procesados Rubén Villalba, Felipe Martínez, Luis Olmedo, Adalberto Castro, Arnaldo Quintana, Néstor Castro; Fani Olmedo, Dolores López, Alcides Ramírez y Juan Tillería, quienes soportan acusaciones por homicidio doloso en grado de tentativa, asociación criminal e invasión de inmueble.

El abogado explicó que el Código Procesal Penal es inconstitucional porque, en sus artículos 116 y 188 viola el artículo 140 de la Constitución. “En su Artículo 116 dice que ‘en las presentaciones de los procesos se usara el idioma castellano’, excluyendo al idioma guaraní”. Respecto del Artículo118 del Código, informó que  “dice que ‘la sentencia será redacta en idioma castellano’, excluyendo otra vez al idioma guaraní”.

“Qué pasaría si a un castellano hablante, cuya lengua materna es el castellano, se administra justicia solo en idioma guaraní…¿Va a comprender su juicio?…¡Sería un escándalo!”, ejemplificó.

El letrado -que asesora a los demás abogados del equipo que defiende a los campesinos- concluyó que sus defendidos “son víctimas de una discriminación, no solo porque son los únicos procesados entre una cantidad indefinida de otros posibles procesados que no fueron incluidos en el juicio, sino porque se les niega su derecho constitucional de que se les administre justicia en su propio idioma, un derecho fundamental para que un juicio tenga validez jurídica”.

Durante el proceso judicial a los campesinos también se violó la Ley 4251 de Lenguas, la que reglamenta los artículos 77 y 140 de la Constitución. Se violó específicamente el título primero de la Ley de Lenguas, que establece los lineamientos generales de la política lingüística nacional, y su concordante el capítulo tercero, que reglamenta el uso de las lenguas oficiales en el ámbito público, destacándose el modo en que debe usarse en el ámbito judicial y en los documentos de uso público.

Comentarios

Publicá tu comentario