Juez hizo esposar a Hugo Chirico en audiencia de trabajadores de Acepar

El dirigente se había negado a participar de la audiencia si no se hacía pública como estipula la ley. Esto molestó al juez Blas Cabriza, quien incluso amenazó con detenerlo.  Trabajadores de Acepar fueron imputados en 2010 por «perturbar la paz pública» realizando manifestaciones por el cumplimiento del contrato colectivo en la empresa.

Hugo Chirico esposado en el juzgado de Villa Hayes. Foto: F.E.

El dirigente del Sindicato de Trabajadores de Acepar (Sitrac) y la Cooperativa de trabajadores de Acepar (Cootrapar), Hugo González Chirico, fue esposado y amenazado con ser detenido por el juez Blas Cabriza hoy en el desarrollo de la audiencia pública por el proceso al que vienen siendo sometidos los trabajadores de la siderúrgica desde el 2010, por “perturbar la paz pública”.

En el juzgado de Villa Hayes, antes del comienzo de la audiencia de este jueves, Chirico y los demás procesados pidieron que ingresen sus demás compañeros que vinieron a acompañarlos a la sala. El juez Cabriza se negó argumentando que no tenía infraestructura física para que entre toda la gente. Ante esta decisión, Hugo González Chirico se niega a ingresar porque no sería pública como estipula la ley. Ofuscado, Cabriza le dice “voy a ordenar tu prisión”, y solicita a los policías que lo esposen, dejándolo en los pasillos del juzgado. Los demás procesados tuvieron que ingresar. En el cuarto intermedio, el juez revierte la medida y pide a los policías que le quiten las esposas. La audiencia continuó, pero el dirigente siguió sin ingresar como medida de protesta.

El proceso

Chirico y otros tres dirigentes de Cootrapar fueron imputados por la fiscalía de Villa Hayes «por perturbar la paz pública» en mayo del 2010. Fue en el marco de las movilizaciones de los trabajadores de Acepar para el cumplimiento del contrato colectivo por parte de los empresarios de Acepar.

El año pasado, en octubre, el juez Blas Cabriza de Villa hayes reflotó el caso. EL juzgado, desde octubre, convocó a una audiencia preliminar a los imputados ya en cuatro ocasiones. Las cuatro veces se suspendió la audiencia por motivos baladíes. Las de esta mañana fue la quinta.

Acciones confiscadas

Cootrapar tenía el 33 % de las acciones de la acería, y venía denunciando al accionista mayoritario, Cerro Lorito S.A., desde hace años, por hechos de corrupción e incumplimientos de la ley de privatización. En ese contexto fueron procesados sus dirigentes. El gobierno intervino la empresa a fines del año pasado, y esta semana anunció el alquiler de la misma a una empresa brasileña. Los trabajadores acusan al gobierno de confiscarles las acciones. Además, sería un nuevo negociado de Sergio Taselli cabeza de Cerro Lorito S.A. y responsable del vaciamiento de la entidad, según los mismos. Taselli estaría también detrás de la empresa brasileña Vectorial, que obtuvo el alquiler esta semana.

Comentarios

Publicá tu comentario