Jueces cancelaron inspección a los presos en huelga de hambre

Los miembros del Tribunal de Sentencia de Salto del Guairá suspendieron la visita que tenían programada para la mañana de este viernes a fin de interiorizarse de la situación en que se encuentran los campesinos presos en huelga de hambre. 

Cuatro mujeres permanecen encadenadas frente al Hospital Militar en reclamo de la prisión domiciliaria de los labriegos. Foto: Rufo Diana.

El pa’i Oliva conversa con las mujeres que permanecen encadenadas frente al Hospital Militar en reclamo de la prisión domiciliaria para los huelguistas. Foto: Rufo Diana.

Luego de que rechazara el pedido de prisión domiciliaria presentado por la defensa de los campesinos presos en huelga de hambre, el Tribunal de Sentencia de Salto del Guairá, presidido por Ramón Trinidad Zelaya, tenía programado constituirse en el Hospital Militar para constatar la situación de los huelguistas, informaron los abogados defensores.

Sin embargo, al final la visita de inspección fue suspendida alegando que ya existe un amparo que habilita a los médicos a tratar a los huelguistas en caso de que sus vidas corran peligro.

Cabe recordar que los cinco labriegos habían emitido una carta el mes pasado en la que rechazan cualquier tipo de tratamiento o medicamento que interrumpa la medida de fuerza.

El pasado miércoles 9 de abril, durante la audiencia de revisión de medidas, el tribunal rechazó la prisión domiciliaria alegando que no hay “elementos nuevos” que ameriten el otorgamiento de la medida.

En su resolución, el juzgado sostiene que no hay ningún peritaje médico que haga constar enfermedad grave o terminal para cambiar la prisión preventiva por la domiciliaria.

Dice que los signos vitales de los labriegos están normales y que se encuentran lúcidos, además de estar recibiendo atención médica. Sin embargo, el tribunal se constituirá a verificar la situación de los huelguistas luego de haber tomado la resolución de rechazar el pedido de prisión domiciliaria,

Arnaldo Quintana, Adalberto Castro, Felipe Benítez Balmori, Néstor Castro y Rubén Villalba se encuentran en huelga de hambre hace 56 días exigiendo la prisión domiciliaria hasta que la Corte resuelva el litigio sobre la titularidad de las tierras de Marina Cue. Por el delicado estado de salud en que se encuentran, fueron derivados días pasados de la cárcel de Tacumbú al Hospital Militar.

Por otra parte, activistas sociales invitan a concentrarse en el transcurso del día frente al nosocomio castrense para expresar su solidaridad a los presos. Desde anoche se instaló un campamento de los familiares y para este viernes, a las 18:00 horas, partirá un vía crucis desde la Catedral hasta el centro hospitalario donde están recluidos los labriegos.

Desde ayer mujeres familiares de los presos se encuentran encadenadas frente al hospital en reclamo de la prisión domiciliaria para salvar la vida de los labriegos.

Comentarios

Publicá tu comentario