José Carlos Rodríguez: “La izquierda se negó a ser opción al mantenerse dividida”.

En esta entrevista, el sociólogo analiza los errores y aciertos de los principales actores electorales y las perspectivas que podría tener cada uno de ellos. Llama además a una revisión a los que pretenden el cambio en el país.

José Carlos Rodríguez. Fuente: ecoe-comunicadores.blogspot.com

José Carlos Rodríguez es sociólogo, sicólogo y docente universitario. Tiene varios libros históricos y políticos publicados. Fue director de varias ongs y centros de estudio. En los comicios recientes, coordinó la realización de boca de urna encargada por una articulación de medios y organización social. Aquí ofrecemos la entrevista con él.  

¿Te sorprendió la diferencia que Cartes obtuvo sobre Alegre para ganar los comicios del 21 de abril pasado?

La diferencia no fue tan grande. Me sorprendieron las primeras tendencias de la boca de urna, no los resultados. Pero debo reconocer que emocionalmente, llegué a ser influido –no creer– por los amigos liberales que aseguraban, contra todos los hechos, que estaban ganando.

¿A qué factores atribuis esos 211.000 votos que dieron la victoria clara  a Cartes sobre Alegre?

Aritmética. Los colorados son más numerosos. Perdieron divididos contra un adversario unido. Ahora ganaron unidos contra un adversario dividido. Eso les dio victoria. 

Por los resultados formales, los partidos políticos que apoyaron el Golpe Parlamentario alcanzaron casi el 85% de los votos emitidos ¿Qué pasó con los votos de los alrededor del 50% de la población que había rechazado el Golpe?

 El electorado apuesta al presente. El voto castigo es voto futuro. No había candidato ganador útil. Los 150 mil anulados (fuera de los porcentajes) muestran la rabia de un electorado sin opción. La izquierda no era opción. Se negó a serlo al mantenerse dividida. Alegre era mejor que Cartes. Se votó útil a Alegre. 

Las izquierdas (FG, Avanza País principalmente, y también Kuña Pyrenda y PT) cosecharon alrededor del 15% de los votos ¿Qué evaluación tenés de estos resultados?

En primer lugar es penoso. Que el 45% del Paraguay vote sin importar si vota mafia. Que 37% tenga que votar golpistas traidores. También lo es. Se ganó en identidad, en articulación, pero, la izquierda es un gran minoría. Es la realidad.   

¿Qué explicación tenés de los resutaldos, muy pobres, obtenidos por Unace y Patria Querida, que quedaron al borde de la marginalidad política?

Con Unace, es facil. Murió el jefe. Con Patria Querida, su política no le importa a nadie más que a ellos. Son una derecha egoista, elitista y antipática. Cosecharon lo sembrado.

¿Cuáles son los errores principales que habrían cometido Efraín Alegre y los liberales para perder las elecciones?

No se si cometieron ‘errores’. Ganaron más votos que nunca en su historia. Casi 900 mil. Lo máximo en alianza habían ganado 700 mil contra Cubas. Solos ganaban 500 mil. Personalmente estoy en contra de su política, pero no fue la causa de su derrota. La causa es que son menos numerosos.  

Luego de estas elecciones, y ya en este nuevo escenario ¿Cómo ves la perspectiva para las izquierdas?

Hay que construir una izquierda electorálmente poderosa y articulada. No existe. Nunca existió. Hoy puede conformarse, o, de lo contrario, a Lugo le pasará lo que Filizzola. Un recreo político, precedido y proseguido por la oscura derecha que tenemos.

¿Y para el PLRA?

Es difícil predecirlo. Para ganar debe volver a aliarse con los independientes, hay mas de izquierda que de derecha, sobre todo después de la cuasi extinción de Unace y PQ. Pero para eso debe triunfar dentro del PLRA una corriente más progresista, algo como lo fue el lainismo.  El PLRA puede seguir confiando en hacer lo mismo que siempre (ir solo) para conseguir algo diferente (ganar). Intentar sacar a los colorados la derecha económica y religiosa. La opción de ganar solo en ilusiones. 

Los grandes medios de comunicación han sido, una vez más, actores políticos en estos comicios, como lo son en cualquier otro país ¿Cómo y cuánto incidieron en los resultados comiciales?

No sé medir la influencia de los medios. Se ganó pocos votos con los medios. Nadie ganó un debate, nadie lo perdió. Nadie paso un mensaje. Cartes siempre salió mal en las fotos pero ganó en votos. Tuvo mala prensa. Alegre fue algo así como un C. Vargas, mucha foto y poco voto. Tenía buena prensa. Ferreiro tenía mas del diez por ciento en los diarios, tuvo menos del 6% en el cuarto oscuro. 

¿Algo que quieras agregar….?

Quizás contra Cartes estemos mejor que con Alegre. Porque Cartes puede unir en su contra a los que quieren, queremos, desarrollo con justicia y libertad. Con Alegre era el triunfo de la reacción, la traición, la corrupción y el golpismo dentro de nuestra propia casa, que fue la Alianza Patriótica. Nos quedábamos sin casa propia. La derrota hace posible una revisión que revierta el giro liberal a la derecha, el golpismo liberal, que no es cosa de hoy. El liberalismo nunca ganó una elección nacional en los 100 años de su historia. Una revisión hace posible  un futuro. Al fin y al cabo el 55% de los votos son no colorados, y por lo tanto, pueden ser ganados.

   

 

 

Comentarios

Publicá tu comentario