Israel bombardeó escuela que servía de refugio a desplazados

Este jueves el Ejército israelí perpetró un nuevo ataque contra una escuela causando la muerte de 17 personas, con lo cual la cantidad de palestinos muertos por la ofensiva israelí iniciada el 8 de julio asciende a 750, además de 4.700 heridos. La escuela se encontraba en la localidad de Beit Hanún, al norte de Gaza, donde estaban albergados refugiados que debieron abandonar sus hogares por ataques israelíes.

El portavoz de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (UNRWA), Chris Gunness, ha confirmado que la escuela, que servía de refugio para palestinos desplazados, ha recibido «fuego directo» israelí y que hay «múltiples muertos y heridos». Gunness ha asegurado en su cuenta de Twitter que el Ejército israelí conocía el lugar exacto del refugio, y que había recibido formalmente las coordenadas del edificio en Beit Hanún.

El martes, el Ejército israelí había bombardeado otra escuela, perteneciente a la Agencia de Naciones Unidas para los refugiados palestinos (UNRWA) en el centro de Gaza, donde habían buscado cobijo cerca de un millar de personas.

La incursión terrestre, emprendida el jueves de la semana pasada, también ha supuesto la muerte de 27 soldados israelíes, además del desplazamiento oficial de sus hogares de más de 110 mil personas, de acuerdo a los registros de la ONU.

El ataque contra la escuela de la ONU se produce apenas 24 horas después de que el Consejo de Derechos Humanos del citado organismo advirtiera de que hay indicios de que Israel está cometiendo crímenes de guerra y aprobara, con el rechazo de EE UU, la formación de una comisión para investigar sobre el terreno.

A parte de las escuelas de la UNRWA, los gazatíes no tienen otro lugar para huir, ya que Israel impone un asedio militar por tierra y mar sobre la Franja, y Egipto mantiene cerrado el único paso que comunica Gaza con el resto del mundo.

Fuentes: Telesur, El País y agencias

Comentarios

Publicá tu comentario