Irantzu Varela: “El periodismo tal como lo conocemos, patriarcal, plantea hacer de la desigualdad el estado natural de las cosas”

Itantzu Varela, periodista de Píkara Magazine y creadora del microespacio Feminista El Tornillo.

“Hacer periodismo feminista es reconocer que se ha estado construyendo un relato desde una perspectiva única, desde el poder y la opresión” dijo la periodista vasca Irantzu Varela, en la primera jornada del Seminario de Comunicación Feminista, organizado desde Paraguay por Revista Emancipa.

Varela comentó que estudió periodismo porque intuía la capacidad de manipulación, de agitación y de propaganda que tiene el oficio. “Incide tanto en la realidad que construye la realidad. Hay que ver lo que dice el periodismo para ver lo que dice la historia, y la historia es lo que estaban haciendo los hombres blancos, cis, heterosexuales, propietarios, etc. A lo que llamamos historia es lo que estaban haciendo ellos”, dijo.

Al decir de Irantzu, cuando los hombres blancos, propietarios, se mataban entre ellos, eso era llamado guerra, pero cuando invadían y asesinaban a poblaciones oprimidas, eran tiempos de paz. A su parecer han dejado sin una genealogía a os oprimidos, por ende, a las mujeres. “El borrado de las mujeres y los excluidos ha sido brutal. ¿Dónde estaban las mujeres a lo largo de la historia? Sosteniendo la vida y garantizando la subsistencia”, señaló

El periodismo que se supone “objetivo, neutral, con mayúsculas” es el BBVA, mencionó al hacer referencia al juego de palabras que hace el movimiento feminista con las siglas de un conocido banco. Es para ellas el periodismo BBVA: burgués, blanco, varón, adulto. “Las mujeres y los colectivos no hegemónicos no estamos en los medios, ni como periodistas ni como sujetas de las noticias. Aparecemos como víctimas. Estamos poco y cuando estamos, estamos en calidad de víctimas”, comentó

Paralelismo entre medios europeos y latinoamericanos

En el panel, la comunicadora vasca comentó que ha seguido el feminismo en América Latina porque encuentra paralelismos en la fuerza que ha tomado el reagrupamiento de los movimientos. “En España nos reagrupamos en torno al intento de recorte del derecho al aborto, en 2015. Fue el gran rearme. Luego hubo hitos como la violación de San Fermín. Luego, el juicio a la manada, que también despertó conciencias”.

Sobre el papel de los medios, mencionó formas de presentar las noticias que se siguen repitiendo. “La manera de cubrir feminicidios es tipo: mujer aparece muerta. Se encuentran justificaciones. Todavía, con todos los talleres, con todos los manuales, y seguimos apareciendo en relación. No somos seres de agencia propia, sino somos de…, y seguimos siendo, por encima de todo, cuerpos y objetos de deseo”.

El gran reto es destruir el relato de la normalidad

El periodismo patriarcal, el de la normalidad, el construido por hombres blancos, propietarios, heterosexuales, es el que se ha convertido en el relato de la normalidad. El desafío es disputar los sentidos comunes y el reto destruirlo, según Irantzu. “El periodismo tal como lo conocemos, patriarcal, colonial, plantea hacer de la desigualdad el estado natural de las cosas”.

“Las mujeres que salen en los medios no se parecen a mí, lo que salen no se parece a lo que vivo. El discurso de la normalidad nos ha hecho creer que la excentricidad somos nosotros. Nos quieren hacer creer que la normalidad es la desigualdad”, refirió.

Llamó a romper el relato de la masculinidad y de la feminidad ya que arrincona. “Todavía hoy es un adjetivo despectivo que es un cine para mujeres, un canal temático para mujeres. Despectivo y sectorizante. Hay gente que cree que hacer periodismo feminista es hablar solo de los debates internos de feminismo, de temas específicos. Sin embargo el periodismo feminista es hablar de todo pero desde una perspectiva antipatriarcal, colaborativa. El periodismo feminista es un arma para combatir el sistema patriarcal y construir un mundo más humanitario” señaló.

Irantzu bromeó diciendo que fantasea con la idea de estar en una colina bibiendo gintonic y viendo arder el patriarcado. Pero no va a ser así. “Vamos a tener pequeñas redes de colaboración, de otras formas de vivir, de narrar y de construir el relato. Me parece importante que las formas, el cuidado, la manera en la que construimos el periodismo feminista sea antipatriarcal.

Romper con la violencia simbólica

Otra clave del periodismo feminista, explicada por Irantzu, es romper con una de las estructuras más legitimadoras del machismo, que es la violencia simbólica, que sostiene y legitima violencias, opresiones y desigualdades que en otras circunstancias serían  insostenibles. “¿Cómo podemos sobrevivir con los niveles de violencia con los que vivimos? Solo por un contexto cultural que genera un relato que dice que son cuestiones normales o inevitables. Poner sobre la mesa un relato donde esto se desnaturaliza me parece el principio del fin de las violencias”, apuntó.

“Ojalá que el periodismo masivo acabe normalizando la forma de hacer periodismo que estamos haciendo acá”, destacó.

Además enfatizó que la mitad de la gente que estaba silenciada, las mujeres, está atravezada por opresiones diferentes por lo que es necesario hablar de antirracismo, de anticolonialidad, de anticapitalismo.

También disparó contra la Real Academia Española (RAE) a la calificó como uno de los bastiones de la colonialidad del lenguaje. “Tenemos el compromiso de convertir en naturales, en cotidianas el uso no binario del lenguaje”.

Para Irantzu, la principal responsabilidad, “el principal reto y la principal aportación del periodismo feminista es construir relatos transformadores en la forma, en el contenido y en la manera de construirlo”.

Concluyó que hacer periodismo desde los márgenes ha dejado claro que el interés general es como la objetividad, un invento de los que tienen los medios de comunicación en sus manos, quienes quieren conservar los privilegios. “Los que estamos lejos de la hegemonía, necesitamos relatos propios. Necesitamos poner los focos en los márgenes y así lograremos que el centro se diluya. Todas las opresiones vienen de la idea de centro y periferia”, finalizó.

Comentarios

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.