Interventor de Acepar reconoce que intervención es gracias a las denuncias hechas por Cootrapar

José Luis Vinader afirmó que las denuncias documentadas realizadas por los dirigentes de la Cooperativa de Trabajadores de Acepar (Cootrapar) “dio pie” a que la justicia ordinaria resuelva la intervención de la acería por malos manejos administrativos.

Entrada a Acepar. Foto: Cootrapar

Vinader, designado por el Poder Ejecutivo como interventor en Aceros del Paraguay, declaró el miércoles pasado a la Radio Corazón de Jesús de la ciudad de Villa Hayes  que las pruebas arrimadas por Cootrapar sirvieron a la justicia ordinaria.

“Sí, la denuncia –de Cootrapar- dio pie a la Procuraduría General de la República para que solicite a la justicia  una administración judicial durante el periodo en que se instale el arbitraje”,  expresó el funcionario del gobierno. Agregó que  la intervención es para precautelar los bienes de la acería. El gobierno de Horacio Cartes pidió el arbitraje internacional para dirimir el litigio entre el Estado y el consorcio Coosipar.

Los dirigentes de Cootrapar, presididos por Hugo González Chirico, vienen denunciando en los últimos 12 años las irregularidades administrativas y financieras cometidas por los empresarios dueños del 66,6% de las acciones de Acepar.  Presentaron denuncias documentadas a los presidentes de los tres poderes del Estado, a los sucesivos contralores de la Contraloría General de la República y a los procuradores de la Procuraduría General de la República.  Ninguno tuvo en cuenta los documentos. Hasta que el presidente Cartes lo consideró tres semanas atrás para solicitar la intervención judicial.

“Si, realmente Cootrapar estuvo denunciando eso… y ahora nosotros estamos con la auditoría dirigida por la contraloría para verificar toda esas denuncias”, reiteró Vinader ante la consulta de la periodista de Radio Corazón de Jesús.

Cootrapar y la empresa Cerro Lorito conformaron en 1997 un consorcio –Coocipar- y compraron Acepar del Estado paraguayo. La venta a este consorcio fue gracias al derecho de opción preferencial que la Constitución otorga a los obreros para comprar empresas del Estado que sean
privatizadas. En este caso, a los trabajadores de Acepar entonces aglutinados en el Sindicato de Trabajadores de Acepar (Sitrac).

Desde el inicio de la sociedad entre la empresa cooperativa y la privada, la primera manifestó su desacuerdo con el manejo administrativo que la segunda –dueña de la mayoría de las acciones- daba a la acería.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.