Intervención a Livieres: Suspensión y más presuntos pederastas

En la conferencia de prensa de ayer, que se dio tras la conclusión de la visita del cardenal Santos Abril y Castelló y el obispo auxiliar de Montevideo Milton Luis Tróccoli, el enviado del Papa pidió a todos “mantenerse fieles a la Iglesia”.

“A esta Diócesis dejo un saludo cariñosísimo del Santo Padre, que es lo que puedo traer en estos momentos, un saludo para todos, y un deseo de que podamos ser fieles a esta Iglesia, que es la Iglesia del Señor con lo cual el Papa estará muy contento con nosotros”.

Después de eso dio un abrazo fraterno al Obispo diocesano, Mons. Rogelio Livieres, y se despidió de los demás agradeciendo a todos el cariño y la atención.

Detrás de los abrazos y expresiones de cariño sin embargo ya se vinieron las primeras medidas.

Hoy en una conferencia en la nunciatura del Vaticano, el Cardenal informó que de “momento se suspenden las ordenaciones sacerdotales y diaconales de los alumnos del Seminario Mayor San José y no se sabe el tiempo que esto durará, esto solo lo puede revelar el Papa”. Esta medida dudaría hasta que se sepan las conclusiones de la intervención.

Más pederastas

Ayer, Rogelio Livieres Plano reveló hay otros dos sacerdotes de la Diócesis de Ciudad del Este que están siendo enjuiciados en Roma por pederastia, a partir de una denuncia presentada por víctimas. Ambos “van a perder el sacerdocio”. No quiso dar nombres, y aseguró son los “únicos casos” que afectan a su Diócesis, deslindando nuevamente al sacerdote argentino Carlos Urrutigoity de las acusaciones de abuso sexual. La Iglesia en EEUU sin embargo llegó a pagar indemnizaciones a supuestas víctimas por causas del mismo.

Removieron a Urrutigoity

Ayer se reveló también, que ya hace dos semanas, Urrutigoity fue fue removido del cargo de vicario general en Ciudad del Este a pedido del nuncio apostólico del Vaticano, Eliseo Ariotti.

El presunto pedófilo habló durante 15 minutos con Abril y Castelló, presentando su defensa. Livieres sin embargo admitió que ese tema lo tiene que resolver la Santa Sede.

La intervención del Vaticano se dio tras varias denuncias contra Livieres por proteger a presuntos pederastas y torturadores, así como por malversación de fondos.

 

 

Comentarios

Publicá tu comentario