Inminente intervención militar de Occidente en Siria

Supuesto uso de armas químicas contra opositores sería el fundamento para bombardear el país árabe.

Captura de vídeo de un informe hecho por el diario francés Le Monde sobre el uso de armas químicas en Siria.

Las principales potencias Occidente ultiman los preparativos para llevar a cabo un ataque militar en Siria luego de que la oposición denunciara que el régimen realizó ataques con armas químicas. La ONG Médicos sin Fronteras había asegurado el sábado que atendieron a más de 300 pacientes con síntomas de exposición a gases neurotóxicos, de los cuales fallecieron una treintena de ellos.

La incursión se realizaría incluso sin el acuerdo del Consejo de Seguridad de la ONU, donde Rusia y China tienen poder de veto y se oponen al ataque militar en dicho país. A pesar de ello, Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña se han mostrado decididos a llevar a cabo el bombardeo para enviar un “mensaje” al régimen del presidente Bachar al Assad.

Varios buques de la Marina de EE.UU. han tomado posiciones en el Mediterráneo, cerca de las costas de Israel, con alcance para disparar a zonas controladas por el régimen sirio, reportó el sitio RTVE.

El ataque se llevaría a cabo incluso sin esperar el informe de una misión de la ONU que fue destacada al lugar con el fin de corroborar las denuncias y determinar cuál de los bandos en pugna sería el responsable, ya que los representantes de las potencias occidentales consideran que la autorización de ingreso a los inspectores llegó demasiado tarde y que el escenario ya estaría contaminado.

“Estamos listos para actuar”, declaró a la BBC el secretario de Defensa estadounidense, Chuck Hagel.

Por su parte, el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, dijo en declaraciones citadas por CNN que «sabemos que el régimen sirio mantiene la custodia de esas armas. Que tiene la capacidad de hacer esto con cohetes. Que el régimen ha determinado borrar a la oposición de esos lugares donde los ataques se llevaron a cabo».

Entre tanto, el gobierno sirio niega las acusaciones alegando que todo se trata de un montaje de la oposición: «La zona del ataque está en contingencia por el Ejército sirio, así que ¿cómo es posible que un país usaría armas químicas en una zona donde se encuentran sus propias fuerzas?», dijo Al Assad al periódico ruso Izvestia.

“Occidente aún no presenta pruebas sobre el uso de armas químicas por parte de nuestro Ejército, además, son los rebeldes armados los que tienen acceso a las armas químicas”, esgrimió el canciller sirio Walid al Muallem citado por Telesur.

Siria soporta más dos años de una cruenta guerra civil luego de protestas contra el gobierno que fueron reprimidas. En los enfrentamientos registrados a lo largo de este tiempo habrían muerto, según organizaciones humanitarias, unas 100.000 personas.

Comentarios

Publicá tu comentario