Indigna la impunidad “con que actúan las patronales en Paraguay”

De la Churrasquería Acuarela fueron despedidos a empellones dos trabajadores que presentaron una denuncia por maltrato laboral, horas extras no pagadas, retención de salarios y discrecionalidad en la multa por retraso de 5 a diez minutos.

El dueño, Valdinarte Cardoso, enfurecido por esta denuncia radicada ante el Ministerio de Justicia y Trabajo echó a “patadas. A mí me empujó contra puerta, me dijo andá reclamá afuera”, sostiene Francisco Reyes Duarte.

En el audio que circula por internet, Valdinarte  hace gala de una prepotencia aparentemente inaudita. Pero, al decir de Julio López, “lamentablemente es la constante en muchas empresas del sector privado”.

En realidad, “lo que indigna es la impunidad con la que actúan las patronales en nuestro país. Esto se da en los supermercados, en las empresas de maquilas y en muchos otros sectores. En este sentido, además de representar un hecho repudiable el régimen semifacista que impera en las empresas del sector privado, también es repudiable la actitud cómplice del Ministerio del Trabajo y Seguridad Social”.

Este organismo actúa “avalando este tipo de atropellos. ¡Es muy indignante!”.

Acuarela, Mcal López casi San Martín, de la firma Rolding SA, es un suplicio para los trabajadores, según la denuncia de cuatro funcionarios radicada ante el Ministerio.

En la denuncia de los trabajadores en esta empresa hay “maltrato verbal, retención de sueldo (cobran del 12 a 15 pero el contrato figura del 1 al 5) y no cobran extras.

“Estamos parados hasta la 1, las dos y las tres de la madrugada, no nos pagan hora extra, además nos multan 50 o 100 mil guaraníes cuando nos retrasamos cinco o diez minutos”, asegura Francisco, todavía muy atribulado por el despido que, según su relato, se produjo a empellones del patrón, Valdinarte Cardoso Oliveira.

En total trabajan más de 12 horas por día.

Comentarios

Publicá tu comentario