Indígenas bolivianos anuncian juicio contra Paraguay y Argentina

Organizaciones del departamento de Tarija afirman que dichos países contaminan y desvían el curso del Pilcomayo dejándolos sin su principal fuente de alimentos.

Muchos indigenas del departamento boliviano de Tarija viven de la pesca. Foto: El Nacional Tarija.

La Organización Indígena de Capitanías Weenhayek y Tapiete (Orcaweta), del departamento boliviano de Tarija, anunció hoy el inicio de una demanda internacional contra Argentina y Paraguay por la contaminación y desvío del río Pilcomayo, principal fuente de provisión de sus alimentos.

El capitán grande de la Orcaweta, Moisés Sapiranda, declaró que han tenido contacto con diferentes autoridades y con instituciones como ONGs para que los ayuden en el proceso judicial contra Argentina y Paraguay.

«Estamos muy preocupados, porque esos dos países están contaminando el Río Pilcomayo, porque es nuestra fuente de trabajo y de alimentación», afirmó el dirigente indígena.

Además, los indígenas en su cabildo dieron un plazo hasta mañana lunes al gobierno boliviano para que encuentre una solución a la situación crítica que vive ese río por la sedimentación y contaminación.

Dijo que si no encuentran respuestas a sus peticiones, bloquearán caminos y cerrarán las fronteras con Argentina y Paraguay.

«Hemos dado un plazo de hasta el 26 de marzo (al gobierno), y si no hay una solución, el pueblo Weenhayek va a tomar las carreteras que unen a Yacuiba, Villamontes y Tarija, por lo tanto será afectada la carretera que va hacia Paraguay y Argentina, si no nos hacen caso masificaremos las medidas», apuntó.

En los dos últimos meses, al menos medio centenar de familias indígenas Weenhayek del departamento de Tarija emigraron a Argentina por la contaminación del río Pilcomayo, informó Sapiranda.

«La gente está empezando a emigrar a Argentina porque ya no hay pescado en el río Pilcomayo, y el gobierno hasta ahora no pone solución al problema que pasamos por el desvío del río, lo que nos ha dejado sin pescados», relató Sapiranda.

El dirigente explicó que actualmente el pueblo Weenhayek cuenta con 6.000 habitantes que viven en los municipios de Villamontes y Yacuiba, en Tarija, en el sur de Bolivia.

El río Pilcomayo, en el sector de Villamontes, Tarija, es el único lugar donde el sábalo desova sus huevos; sin embargo, hace algún tiempo no lo hace debido a la alta contaminación que presenta.

Además, Sapiranda indicó que en Argentina, un proyecto denominado «La Estrella» se encarga de retener a los peces y el agua para evitar que lleguen al lado boliviano.

Según los mismos, Paraguay hizo algo similar desviando agua y peces hacia su territorio.

Fuente: Xinhua

Comentarios

Publicá tu comentario