Imputados por “invadir” Marina Cue declaran hoy

Martina Paredes, Mariano Castro y Darío Acosta declaran hoy en la fiscalía de Curuguaty. El fiscal José Zarza los imputó por “invadir” Marina Cue, territorio del Estado paraguayo, sujeto de reforma agraria, que usurpara Blas N. Riquelme. No podrán amedrentar tan fácilmente a gente como Mariano Castro, asume Cecilia Vuyk.

Habían despejado 10 hectáreas de las miles de hectáreas de soja que volvieron a plantar allí luego de la masacre del 15 de junio del 2012. Un poco de terreno de dónde comer en la carpa y otro poco “para cuidarnos de las fumigaciones”, nos comenta Martina Cardozo. Al otro día el fiscal Zarza ya los imputaba. Imputaba a los tres miembros más protagónicos de la comisión de familiares de víctimas de la masacre, con la “evidente intención de descabezarla”, según Martina. Martina es hermana de Fermín y Luis Paredes, jóvenes que murieran en la masacre del 15 de junio de 2012, eslabón del golpe parlamentario contra el gobierno de Fernando Lugo, el 22.

Martina Paredes y Mariano Castro, familiares de víctimas de la masacre de Curuguaty, en una manifestación porque se les prohibió el ingreso a la audiencia oral.

Mariano Castro, una especie de bandera moral de la lucha. “Aun con todo lo que pasó, antes y después de la masacre, él se mantiene fuerte, se mantiene firme”, nos cuenta Cecilia Vuyk, del Movimiento 15 de junio. Mariano tiene un hijo ejecutado ese día, Adolfo Catro; otro, Néstor, encarcelado con la mandíbula destrozada y el último, Adalberto, despojado de todo, abandonado en los sojales ya dado por muerto, también encarcelado.

Cecilia rescata esta frase reiterada en Mariano: “Si todos nuestros antepasados lucharon por mantener nuestra tierra, en la Guerra Grande y en la Guerra del Chaco, ¿cómo nosotros podríamos abandonar la lucha?”.

“Serenidad, fuerza y coraje histórico definen a Mariano”, precisa.

Para Cecilia Vuyk no sorprende la decisión del fiscal. “Es amedrentamiento al servicio de la mafia y los terratenientes. Pero a gente como Mariano no se la ahuyenta tan fácilmente”.

El 15 de junio de 2012 mataron a 17 personas. Seis meses después, el 1 de diciembre, asesinaron a Vidal Vega, dirigente de anteriores ocupaciones de Marina Cue. En el juicio comandado por Jalil Rachid, hijo del ex presidente del Partido Colorado, Bader Rachid Lichi, están procesadas más de 50 personas, todas ocupantes de las tierras que en 1967 la Industrial Paraguaya donaran al Estado Paraguayo. Estas tierras fueron ocupadas por la Armada Nacional hasta 1999. En el 2004, el presidente Nicanor Duarte Frutos las trasfirió al Indert para su distribución a las familias campesinas.

Comentarios

Publicá tu comentario