Importadores de agroquímicos quieren sortear controles para ingresar productos

Senave niega bloqueo a agroquímicos y afirma que los retenidos no cumplen con normativas.

Datos estadísticos indican que Paraguay es el centro del contrabando de agrotóxicos en la región.

FumigaciónLa retención de cargamentos de agroquímicos en el Puerto de Villeta desató en medios empresariales versiones sobre una suerte de bloqueo, acompañando así los reclamos del ing. Agr. Juan Carlos Caporaso, Presidente de la Cámara de Industrias Nacionales de Defensivos Agrícolas (CINDA) y de referentes de otros gremios afines. Los mismos afirmaron que son medidas “ofensivas contra el sector productivo” y de “trabas hacia a la industria nacional”, desviando la atención del real trasfondo de la cuestión según el Servicio Nacional de Calidad y Sanidad Vegetal y de Semillas (SENAVE), que sería el incumplimiento de las normas vigentes.

Por su parte, el Ing. Agr. Lorenzo Zarza, Director General de Operaciones del Senave, explicó al respecto que estas mercaderías no cumplen con las normativas vigentes, específicamente la resolución 49/01, artículo 4to inciso a, que obliga a las empresas a presentar la declaración documental necesaria para la emisión de la Acreditación Previa de Importación (APIM) con antelación al embarque de la mercadería en origen.

La APIM es el documento que permite el ingreso de las mercaderías al territorio nacional, y el incumplimiento a la normativa surge al verificar la coherencia entre las documentaciones presentadas para la emisión de la autorización y los certificados de exportación de origen de la mercadería.

Por su parte, el Ing. Agr. Jorge Torres, Director General de Agroquímicos, indicó que los permisos fueron otorgados luego de analizar la situación caso por caso, determinando la gravedad de la falta administrativa y derivando los antecedentes a la Asesora Jurídica del SENAVE, para que en caso de ameritar, se inicie el sumario correspondiente para deslindar las responsabilidades y aplicar las sanciones establecidas si estas corresponden.

Aclaró que el análisis documentario se realiza de manera minuciosa en el orden en que las cargas ingresaron al puerto, y negó categóricamente que se trate de una suerte de bloqueo o retención, como expresaron algunos interesados cuyas mercaderías presentan contravenciones a las normativas.

Se otorgaron un total de 37 permisos de importación para los cargamentos de agroquímicos que se encuentran en el puerto de Villeta, sin perjuicio de iniciar posteriores sumarios administrativos, según Senave.

“El SENAVE procede a cumplir estrictamente la normativa y verificar la coherencia entre los datos de las documentaciones presentadas en la APIM y los certificados que acompañan al embarque; esta es una normativa que heredamos de administraciones anteriores”,  finalizó Torres.

Medida recurrente

Según entendidos en la materia, es una práctica recurrente obviar como exige la normativa la declaración documental necesaria para la emisión de la Acreditación Previa de Importación (APIM) con antelación al embarque de la mercadería en origen. Los importadores realizan las gestiones para dicha documentación recién una vez que las mercaderías están en territorio paraguayo. Esto se realizaría de manera que el tiempo de control de los productos ingresados sea menor o nulos.

Datos estadísticos indican que Paraguay es el centro del contrabando de agrotóxicos en la región. Se pasó de importar 680 mil toneladas en 2009 a 3 millones en 2010. Gran parte va al inmenso negocio de la triangulación con países vecinos.

Durante el 2010, las empresas paraguayas y extranjeras importadoras de productos químicos para uso en cultivos agrícolas, metieron al país 3.067.788 toneladas de fertilizantes, plaguicidas, correctores agrícolas y afines, según consta en el “Anuarios Estadísticos 2008, 2009, 2010” del Servicio Nacional de calidad y sanidad vegetal  y de semillas (Senave), contenido en un cd distribuido por este ente autárquico del Estado.

La cantidad de agrotóxicos importados no es sinónimo de cantidad de uso de los mismos, puesto que se le dan diversas utilidades y destinos: una parte de las importaciones se usa para las zafras de cultivo del año, otra son guardados para usarlos en los cultivos de los años siguientes, pero la mayor cantidad del total de los productos agrotóxicos importados entran en el gran negocio de la triangulación: son introducidos legalmente al Paraguay y luego enviados de contrabando a países vecinos como Brasil, Argentina y Bolivia y Uruguay, países que, también como nosotros, son agroexportadores, un modelo de producción que requiere  de elevadísima cantidad de productos químicos para su funcionamiento.

Paraguay es uno de los países con más bajos aranceles de toda la región americana, razón por la cual es un espacio geográfico muy conveniente para introducir legalmente los productos pagados irrisorios impuestos. También es un país privilegiado para los productos en tránsito, de paso, a raíz de la alta permeabilidad de sus fronteras por falta de vigilancia, hecho que permite el contrabando a gran escala a países vecinos.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.