Hugo Pereira: “El EPP es funcional a los intereses del extractivismo”

El periodista e investigador Hugo Pereira viene sosteniendo desde hace años que el denominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) es un “fantasma” funcional a los intereses del extractivismo a gran escala que se practica en los departamentos del Norte del país.

También, que la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) es el custodio de ese plan de concentración de tierras para el agronegocio e inclusive la minería.

“En el fondo, ese es el gran objetivo, se creo para decir que se combate a una guerrilla campesina, con apoyo campesino cuestión que no ocurre en la realidad”, explica.

“Lo que tenemos es 1,5 millones de hectáreas en propiedad de 560 personas o firmas, este es la razón detrás de todo”, apunta este prolífico autor que hizo en su obra un análisis integral, geopolítico, de la situación del norte paraguayo cada vez màs extranjerizado, más en manos de grandes capitales brasileños.

“La FTC oficializó la represión contra la población campesina a la que se vincula discursivamente con esta gente. Pero sin embargo, en los medios de comunicación nunca le hicieron una entrevista sobre la impresión de lo que está pasando en la zona a la propia población. En las pocas oportunidades que se le da voz a la gente, te dicen que “al EPP le conocemos a través de la televisión”,  expone.

Pereira dice que “en Concepción existe violencia, nadie niega, los secuestros, las ejecuciones que hay en el norte, pero adjudicarle una naturaleza política guerrillera del EPP es desconocer sus orígenes y sus actos. Aparece en marzo de 2008 cuando los campesinos de Kurusu de Hierro estaban ganando la batalla contra los agroquímicos, cuando estaban siendo escuchados por el estado, incluso el Poder Judicial, cuando ganaban, aparece el EPP y quema el retiro de una estancia y se adjudica la acción en un panfleto, haciendo retroceder todo ese movimiento genuino”.

Recuerda entonces que de esa forma aparecen militares y policías para aplicar “violencia con la población campesina. Ya no son ciudadanos que reclaman el legítimo derecho de vivir en un ambiente sano, que pedían que se cumplan la ley, respetando la barrera de arboles que amortigua los efectos de las fumigaciones”.

Este anhelo se vio tapado por la criminalización que comenzó a darse de la protesta popular. “Imaginen que las barreras no creo que fueran a solucionar problemas, pero pedir eso pasó a ser una cuestión ilegal e irresponsable, revolucionario,  donde la fiscalía se pone a lanzar acusaciones sin necesidad de mostrar pruebas”.

Para el investigador se trata de una secuencia de “demasiados episodios en los que aparece el EPP para frustrar la lucha de los campesinos”.

De esa forma retorna al norte un estado de excepción con “la docrrina del stronismo anticomunista en la que presentaban a cualquier persona que reclamaba un derecho humano como un terrosita a ser neutralizado”

Pereira dice que la violencia no estuvo históricamente en el repertorio de los movimientos campesinos que se volcaron preferentemente por la “resistencia por el pacifismo, con valentía, durante la dictadura, recuerdo el episodio de un jefe de comisaría que hizo llamar a una persona en cuya casa iban a reunirse los campesinos para que concurra a declarar y finalmente marcharon todos cantando “juntos como hermanos” en Horqueta: “Usted le llamó a Juan González, aquí estamos, todos somos Juan González, le dijeron al comisario, ésta era la manera de resistencia del pueblo norteño”, apuntò.

Links para leer artículos de Hugo Pereira sobre la situación en el norte

https://hugopereiracardozo.org/epp-y-aca-rotulos-paramilitares/?fbclid=IwAR2xzjhf3l97mL5bSV6EnyoY2srYCJR1ADaXdEQHx-TLUX0nQzEdZKCFBk8

http://www.serpajpy.org.py/disponible-en-version-pdf-investigacion-que-planta-que-se-juega-en-el-departamento-de-concepcion/

https://hugopereiracardozo.org/despojo-extractivista-y-exclusion-social/

https://hugopereiracardozo.org/violencia-extractivista-criminalizacion-de-la-pobreza-campesina/

Comentarios