«Huelga general/ contra el remate/ pueblo paraguayo/ vamos al combate”

El pasado miércoles 20 de noviembre la Federación Nacional Campesina (FNC) realizó una marcha de repudio a la represión que sufren los campesinos que se oponen a las fumigaciones. Los manifestantes también rechazaron la entrega de los bienes y servicios públicos que se pretende consumar con la ley de alianza público-privada (APP) y anunciaron que realizarán una huelga general hasta que se derogue la ley. Los participantes se unieron luego al #20N.

El cordón policial impidió que los manifestantes lleguen hasta la sede de la Comandancia de la Policía.

La jornada se inició frente al Panteón de los Héroes hacia las 18:00 horas, donde los campesinos repudiaron la actitud cobarde de la policía y los militares de reprimir a los labriegos que resisten contra las fumigaciones. Los jueces y fiscales venales no hacen caso a los niños que sufren enfermedades por culpa de la sojización, denunciaron.

La marcha partió de la calle Palma en dirección a la Comandancia de la Policía. Una barrera de antimotines cerró el paso a los manifestantes, que solo pudieron llegar hasta la esquina del cuartel policial.

“Los que murieron en Curuguaty son campesinos y pobres como ustedes”, dijo una de las manifestantes dirigiéndose al aparatoso contingente policial desplegado para frenar el avance de la marcha.

“Francisco/ de Vargas/ dejate de joder/ la lucha campesina/ no va a retroceder”, cantaron los manifestantes al tiempo de acusar al ministro del Interior de dictador.

También expresaron su rechazo a la ley de alianza público-privada (APP) reivindicando como consigna la huelga general hasta que se derogue la ley. “Huelga general/ contra el remate/pueblo paraguayo/vamos al combate”, corearon. “Cartes, Cartes, Cartes/dejate de joder/ tu ley de saqueo/el pueblo va a romper”, reforzaron.

Contra las fumigaciones

Teodolina Villalba, secretaria general de la Federación Nacional Campesina (FNC), recordó el episodio registrado el sábado pasado en la colonia Maracaná, departamento de Canindeyú, donde dos campesinos fueron heridos y otros cinco fueron detenidos por oponerse a la fumigación de un sojal.

“En Maracaná se expresó la determinación de oponerse a la fumigación que envenena los ríos, los arroyos. La policía debe estar para proteger al pueblo, no para reprimirlo. Por defender a sus familias, su escuela y su iglesia balearon a dos compañeros”, lamentó Villalba.

La lideresa campesina también repudió las expresiones del presidente Horacio Cartes, quien había manifestado que gracias a su gobierno hay más tranquilidad y seguridad en el país. “Más seguridad para los latifundistas y sojeros. Porque al campesinado ojejuka hína. Resistir ha’e el único camino ko ñane retãme porque la veneno ñande jukapatatenvoi”.

“Ko vela rendy he’ise que se mantiene encendido el fuego de lucha”, explicó Villalba al momento de clavar las velas en la plaza ubicada frente al Congreso.

En tanto, Santiago Ortiz, secretario general del Sindicato de Periodistas del Paraguay (SPP), llamó a apoyar el reclamo campesino para demostrar la importancia de la unidad del pueblo. “Como parte de la clase trabajadora, el SPP trae su saludo y apoyo a los compañeros en defensa del patrimonio público y en contra de la sojización. Aquí hay una sola diferencia: los que luchan y los que se entregan”, señaló Ortiz.

La gallina clueca

«Blanca Fonseca: la gallina clueca».

El toque de humor fue puesto por una joven que representó a la senadora Blanca Fonseca, quien se había burlado de la ciudadanía al postear una foto en un restaurante haciendo alarde de que no se le había negado el acceso por blindar a Víctor Bogado.  “Qué lo que es todo este ruido. Cero estrés. Cero estrés. Los que se manifiestan son todos haraganes”, expresó en una parte de su intervención la festejada parodiante, quien lleva colgado del cuello un cartel que decía: “Blanca Fonseca: la gallina clueca”.

“Cartes mondaha/cocaína vendeha”, cantaba y saltaba una parte de la multitud ya entrada la noche. De hacia la bahía llegaban los bocinazos de la larga caravana que avanzaba lentamente desde la avenida Costanera. El #20N se había incorporado casi en su totalidad con carteles como “Fuera Bogado y sus 23 niñeras”. “Bogado a Tacumbú, Bogado a Tacumbú”, gritaban con furia.

El momento más cargado de la noche fue cuando los antimotines intentaron impedir que los ciclistas bajen hasta plaza. Foto: Charizard.

Uno de los momentos más álgidos de la noche se registró cuando un cordón de antimotines intentó impedir que varias decenas de ciclistas bajen hasta la plaza. Parte de los manifestantes se agolpó hacia las calles Presidente Franco y Chile hasta que finalmente la fuerza policial desistió. El triunfo fue festejado con júbilo mientras la atención se dirigía nuevamente al centro de la plaza.

Con una agenda propia pero coincidente en varios puntos, la marcha de la FNC y el #20N se fundieron en un solo grito de repudio contra los legisladores, aunque también sonaron fuerte las reivindicaciones vinculadas a la reforma agraria, el rechazo a las privatizaciones y la militarización así como el reclamo de libertad de los campesinos presos por la masacre de Curuguaty.

Vista desde la plaza de la caravana que partió de la avenida Costanera.

El aparatoso despliegue policial ratificó cuál será la respuesta del Estado ante los reclamos ciudadanos.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.