Huelga de médicos en el Instituto del Cáncer y en el Ineram

El Instituto Nacional del Cáncer y el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias y del ambiente (INERAM), van a la huelga. El Instituto del Cáncer desde hoy y el Ineram desde mañana. Ambos por tres días y los reclamos, si bien son similares, tienen un punto en común: la dimisión de sus directores: Nicolás Aguayo en el Instituto Nacional del Cáncer y Carlos Morinigo en el Ineram

Nicolás Aguayo, director del Instituto del Cáncer. Médicos van a la huelga y piden su renuncia. Foto: IP Paraguay.

Nicolás Aguayo, director del Instituto del Cáncer. Médicos van a la huelga y piden su renuncia. Foto: IP Paraguay.

En el Instituto del Cáncer el problema es que el hospital está carente de infraestructura. El edificio se cae a pedazos por falta de mantenimiento, no tiene servicios de limpieza, no se hacen mantenimientos en tiempo y forma de los equipos, no tiene terapia intensiva y los quirófanos no tienen máquinas de oxígeno, hay servicios cerrados (cirugía, patología), por falta de personal que pueda atender a los pacientes.

“De acuerdo a la Organización Mundial de Energía Atómica, un país debe tener un acelerador lineal por cada millón de habitantes. Nosotros tenemos uno sólo para toda la población paraguaya. Se compró otro hace dos años pero está guardado en un depósito porque no hay un búnker”, explicó a E’a el doctor Gustavo Campos, miembro del Comité Negociador.

En cuanto a medicamentos, existe un listado de drogas básicas para el tratamiento del cáncer que el hospital no tiene en existencia y ni hablar de drogas de última generación para tratamiento de esta patología.

“Desde octubre del año pasado venimos reclamando, hicimos ya una huelga y labramos un acta de acuerdo para levantarla, pero nada se cumplió. En este momento a muchos de los puntos que no se cumplieron y que reclamamos hoy, podemos ponerle plazos razonables y se podrían ir cumpliendo, pero la renuncia del doctor Nicolás Aguayo es un punto central para que nosotros podamos seguir trabajando y eso depende exclusivamente del ministro de Salud, Antonio Barrios”, dijo Campos.

Destitución del director del INERAM

En el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias y Ambientales (INERAM), la situación es similar en cuanto a algunos problemas edilicios (goteras, cañerías rotas y otros problemas), pero el reclamo central se refiere a la situación anárquica que están viviendo laboralmente, que deviene de la mala gestión administrativa por parte de la dirección del Instituto y que acarrea un ambiente laboral sicológicamente insalubre lo cual va en detrimento a la atención brindada a los pacientes.

Tal es el diagnóstico que médicos y médicas del Instituto realizaron en una asamblea en la que decidieron la convocatoria a la huelga desde este miércoles y por 72 horas, reclamando la renuncia del doctor Carlos Morínigo, actual director del hospital.

Lo que motiva la medida de fuerza son las persecuciones, hostigamientos, amedrentamientos y amenazas, desintegración del departamento de docencia, así como manejos administrativos dudosos como gastos de inversión para las reestructuraciones de algunas salas.

“Existe incapacidad y mal manejo de los recursos humanos con un impacto organizativo negativo debido a cambios aleatorios, imprevistos, intempestivos, reiterativos, reaccionales y en muchas ocasiones por motivos de índole personal”, dijo a E’a la doctora Nydia Zelaya, integrante del Comité Negociador.

También existen hostigamientos y represalias por manifestaciones contra la mala gestión de Morínigo, como por ejemplo la negativa a la doctora Rocío Gómez quien solicitó un permiso de viaje por motivo de estudios a Ciudad de México.

Carlos Morínigo, director del INERAM. Médicos van a la huelga reclamando su destitución. Foto: Ministerio de Salud.

Carlos Morínigo, director del INERAM. Médicos van a la huelga reclamando su destitución. Foto: Ministerio de Salud.

Llega al colmo esta situación las renuncias a jefaturas de varios médicos, así como la del doctor Domingo Pérez,  jefe instructor de residentes, cargo actualmente acéfalo, y renuncia al Ministerio de Salud por parte de unos cinco neumólogos, “lo cual es un derroche de capital humano capacitado, idóneo para el manejo de pacientes con problemas respiratorios”, explicó Zelaya.

Existen otros problemas como un pabellón cerrado con 14 camas desde hace 5 meses, salas que en días de lluvia presentan goteras en el techo y cañerías rotas y caducas que deben ser reparadas y no se vislumbra la posibilidad de tales reparos con la excusa de que no se cuenta con presupuesto, disminución de camas en la Unidad de Cuidados Intensivos por falta de insumos para el manejo de pacientes críticos, la existencia de equipos deteriorados y otros que requieren mantenimiento, etc.

“También existe un número insuficiente de enfermeros y enfermeras para la demanda de pacientes internados, además de personal no capacitado para el manejo de pacientes especialmente en área de pediatría, traduciéndose esto en mal manejo de vías para medicación parenteral en detrimento de los pacientes”, afirmó Zelaya.

Los reclamos de la huelga son: detencion de las persecusiones, hostigamientos, amendrentamientos y amenazas de desvinculaciones a quienes consideran mala gestion administrativa y se manifiestan sobre ello; mejoramiento del ambiente laboral insalubre psicologico e infeccioso reinante; reintegración del equipo docente para la formación de residentes; restitucion de médicos arbritrariamente desvinculados; urgente apertura de la sala 3 con todas las reestructuraciones edilicias requeridas para el mismo; optimización de las condiciones laborales con respecto a otras infraestructuras faltantes.

 

Comentarios

Publicá tu comentario