Huelga de hambre hasta que la fábrica de agroquímicos salga de nuestro barrio

Desde el martes 3 de noviembre a la mañana que el presidente de la comisión vecinal «Vida Sana» de Ñemby, Hugo Céspedes, se declaró en huelga de hambre, hasta tanto se cierre la fábrica Chemtec, ubicada en la comunidad y que es acusada por los vecinos de intoxicarlos. Ahora realiza la medida de fuerza en su vivienda, pero apenas el presidente Fernando Lugo regrese al país, se mudará frente a Mburuvicha Róga. Mientras, varias organizaciones públicas y civiles trabajan arduamente en la finalización de un proyecto de ley de uso y control de plaguicidas para presentar al Parlamento.

La firma Chemtec se dedica a la fabricación de plaguicidas, insecticidas, herbicidas y otros productos químicos para el agro y tiene un campo donde experimenta con los mismos, a tan sólo 20 metros de la escuelita San Pedro y San Pablo del barrio Los Naranjos de Ñemby. Desde el 2006 que los vecinos empezaron a sufrir afecciones de la salud, intoxicaciones masivas y hubo hasta 5 muertes por cáncer de estómago, cáncer de la piel, problemas relacionados a la arritmia cardiaca y complicaciones respiratorias, que los vecinos atribuyen a los efectos de la fábrica.

En dos ocasiones hubo fugas masivas de su productos, envenenando a todo el vecindario. La última vez fue el 7 de setiembre de 2007 los productos paraquat y acefato se condensaron en el aire de l azona y causaron la intoxicación masiva de 23 alumnos de la escuela mencionada, que pararon las clases para ir al hospital regional.

La suma de estos elementos hizo que los vecinos del barrio se organizaran para reclamar el retiro de la fábrica, pero las autoridades de la Municipalidad de Ñemby, de la Secretaría del Ambiente (Seam), del Servicio Nacional de Sanidad Vegetal y Semilla (Senave) y del Ministerio de Educación y Cultura (MEC) desoyeron los reclamos del vecindario y favorecieron a los propietarios de Chemtec en varios informes e inspecciones. En ese proceso empezaron a trabajar conjuntamente las cinco comisiones vecinales: Vida Sana, Fomento Urbano Los Narajos, Piro’y, 14 de Febrero y Plaza Teófilo González Valdovinos.

Se reunieron varias veces con distintas autoridades del gobierno, hasta con el presidente Lugo, pero hasta hoy, la fábrica sigue funcionando con normalidad. Ante esto, Hugo Céspedes, docente, vecino de Los Naranjos y padre de familia, empezó una huelga de hambre en su domicilio y próximamente frente a Mburuvicha Róga, hasta que Chemtec salga del barrio. «Nosotros pedimos un informe a la Seam para que nos diga a cuántos metros a la redonda de un zona de viviendas debe estar una fábrica así y no nos contestaron hasta ahora. Pero hoy vimos en la tele que los técnicos de la Seam intervenían cultivos por no estar más de 100 metros alejados de comunidades. Acá nosotros tenemos la fábrica y su campo de experimentación a sólo 20 metros de la escuela», dijo Céspedes.

Proyecto de ley de plaguicidas

Técnicos y técnicas de distintas unidades del Ministerio de Salud, de la Seam, del Senave, de organizaciones de la Universidad Católica y de varias organizaciones ambientalistas y de derechos humanos elaboran un proyecto de ley que regule el uso y control de los plaguicidas en el país. La parte técnica del proyecto estaría para fin del año 2008, y después de esto se realizarán conversatorios con los distintos actores involucrados para llegar a un consenso e introducir el proyecto en el Parlamento, para su estudio.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.