Hoy se cumplen dos meses de la masacre en Curuguaty

Las investigaciones fiscales prácticamente no han avanzado. El hecho luctuoso donde fueron asesinados 16 personas ya no aparece en la agenda del gobierno ilegítimo ni de los grandes medios de comunicación.  

Manifestación de pobladores de Curuguaty y familiares de las víctimas de la masacre, en las cercanías de la estancia Morumbi.

Un día como hoy, pero de junio pasado, en horas de la mañana, lo medios de comunicación comenzaban a difundir el enfrentamiento protagonizado por efectivos policiales y campesinos sin tierra en una propiedad, la Estancia Morumbi, que estos últimos habian ocupado en el marco de sus reivindicaciones por el acceso a la tierra. La Estancia esta a 35 kilómetros de la ciudad de Curuguaty.

A media que transcurrían las horas matinales, las cifras de los muertos aumentaban paulatinamente, hasta que, en horas de la tarde de quel 15 de junio, el número de muertos fue confirmado: 6 policias y 11 campesinos fue el saldo de aquel episodio.

Los campesino ocupantes de las 2.000 hectáreas de tierras de la estancia afirmaron que las mismas eran tierras fiscales, por lo que exigían al Estado que les otorgue. Por su parte, el senador y empresario colorado Blas N. Riquelme aseguraba que las tierras eran suyas. Los campesinos estaban hacia cerca de dos meses en las tierras en cuestión. Riquelme, a través de su abogado, planteo una demanda de desalojo ante la justicia ordinaria. El entonces ministro del Interior, Carlos Filizzola, desarrolló las acciones de la policia dentro de un reglamento de protocolo para los desalojos, cuyo fin era la de agotar todas las posibilidades de diálogo con los ocupantes, antes de proceder a un desalojo violento. En ese interín estaban cuando, finalmente, las fuerzas policiales, portando la orden de desalojo, supervisados por un fiscal y con el visto bueno de Filizzola, entraron a las tierras. Minutos después se produjo la balacera que costo la vida a las 16 personas.

El hecho fue el principal disparador para que, siete dias después, el 22 de junio, el Congreso Nacional, dominado por la oposición al gobierno de Lugo, inciara un juicio político amañado que, en menos de 24 horas, depuso al ex prsidente Lugo. Los acusadores no presentaron una sola prueba de los cargos que endilgaron al entonces presidente.

¿Cuál de las partes comenzó el tiroteo? ¿Porqué la policia no contaba con informes de inteligencia antes de ingresar? ¿Hubo infiltrados entre los campesinos, como los campangas de las Estancia Morumbi? ¿Hay indicios o no de que fueron francotiradores expertos los que abrieron fuego contra campesino y policias?

Estas son solo algunas de las interrogantes en cuyas respuesta se ha abanzado poco o nada.

 

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.