Hoy, Francia no es, si alguna vez lo fue, el país de la tolerancia

Edgar (41 años) vive en Montpelier, sur de Francia. Vive allí desde el 2000. Ahora tiene tres hijos. Y trabaja free lance con una televisión alemana.

 -Edgar, quisiéramos saber cómo estás. Cómo sentís lo ocurrido con Charly Hebdo.

Ahora están un poco excitados con la gran tirada de Charlie Hebdo. Lanzaron tres millones de ejemplares. Durante 15 días saldrán así: un número histórico para un semanario que se lanzaba 60 mil y se vendían 30.000 ejemplares. Eso, acá, aparece como la  buena noticia.

-Vos, como migrante, ¿sentís que a tu alrededor las miradas han cambiado?

Yo, personalmente, no mucho. Pero la colectividad musulmana es la que siente más vivir con el miedo.

-Si fueras musulmán, ¿cómo te sentirías entonces?

No sé, acá hay muchísimos franceses  de origen musulmán, de segunda o tercera generación, que sienten un clima de miedo. Aunque el francés es muy orgulloso, no creo que admita. Pero mucho más miedo tienen los judíos, son una minoría en Francia, hay muchos que se están yendo a Israel.

-¿Por qué tienen miedo?

Por la radicalización de los musulmanes. La comunidad musulmana es enorme. Es, como nosotros que por lo menos tenemos un pariente en Argentina. Cada uno de los habitantes de lo que acá llaman Africa blanca tiene un pariente en Francia.

 -¿Cómo se expresa, por ejemplo, esta incidencia musulmana en la sociedad francesa?

Mirá, hay un escritor que debía lanzar el día del atentado su libro. Es un libro que se llama sumisión. En ese libro los musulmanes agarran el poder en el 2025, es como una premonición suya, levantó crítica. Por eso decidieron cancelar el lanzamiento. El miércoles hubo el atentado, el jueves cancelaron la salida del libro.

-Vos, como migrante paraguayo o latinoamericano, ¿de qué sectores tendrías más miedo?

Yo, personalmente, no me siento muy atacado por esta cuestión del atentado, pero sí podría sentir un poco de miedo, más miedo de la extrema derecha francesa. En el Sur hay muchos seguidores de Mary Lepen. El miedo pasa porque  los partidos instrumentalicen el atentado de manera electoral.

Mary Lepen fue excluida de la gran marcha (cuatro millones de personas). Eso quebró la unidad nacional. Ella vino al Sur con sus seguidores, xenófobos y antimusulmanes. Yo fui a cubrir (como periodista).

Edgar Santander, periodista.

Edgar Santander, periodista.

-¿En qué ciudad?

Beaucaire, Sur de Francia. Hubo disturbios, hubo choques, se mandaron a la mierda. Todo el mundo tiene miedo a la estigmatización: “sos musulmán sos terrorista”. Yo me fui como periodista, inmigrante, cuando yo hablaba para la televisión alemana con mi acento pasaba tranquilo. Si yo hubiera sido musulmán, otra cosa hubiera sido.

-Bueno, desde que estás en Francia, ¿qué cambios has notado en la sociedad?

Lo que yo sentí en el 98, con Vicente Páez, paseándome por París, podía ver gentes complemente diferentes, rabinos, musulmanes, me parecía la comunidad perfecta en términos de vivir en tolerancia.

 -¿Y ahora?

Ahora me doy cuenta de que eso no existe. Ahora ya no son más extrovertidos, son más ensimismados, no sé si era por el boom del mundial.

Hoy en día, después del 98  (ya los franceses me decían no tenés que fiarte), ahora me doy cuenta de que la tolerancia es solo una vitrina. La hipocresía de la cultura francesa, como la sátira, la diplomacia francesa, son  un sello francés. Hablan de libertad, fraternidad, igualdad… en Francia hay gente que muere de hambre, de frío  y nada.

-En relación con las fuerzas policiales, ¿cómo se siente ese miedo o esa privación de libertades?

Para cualquiera, siendo francés o no, la seguridad es terrible ahora. Ahora un cómico, Dieudonné se llama, fue aprehendido por apología al odio y a la segregación. Los policías tienen carta libre. Ahora mismo no hay que cagarse de risa, hay que ser muy serios. Siendo francés, musulmán o latino hay que andar con cuidado.

-Bajó qué términos legales apresan

El plan Viigie pirate. Te pueden meter preso sin más. Dieudonné metió en su página de facebok Je sui Charlie Coulibali (el musulmán muerto que tomara rehenes en un supermercado de la comunidad judía). Diuedonné fue preso por hacer el saludo nazi y por su citación en Facebook «Je suis Charlie Coulibali». El saludo nazi remonta del 2014.

Tiene muchísimos seguidores que no son de extrema derecha, el tipo es musulmán, se convirtió a la religión. Es un personaje. No se puede hablar de la libertad de expresión sin  él.

Hay otros personajes que también estám en la lista negra: Eric Semur, judío, lo contrario, más bien un personaje de la extrema derecha total, chocan siempre con Dieudonné. Pero él no está preso.

 

 

 

 

 

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.