Hijo de reconocido defensor de derechos humanos incumple resolución municipal

Juan Resk -hijo del reconocido defensor de derechos humanos Luis Alfonso Resk-, ingeniero y dueño de la obra en construcción ubicado sobre la calle Profesor Maidana casi Don Bosco, en las inmediaciones del  Parque Carlos Antonio López, se niega a cumplir la Resolución 190 firmada por el intendente Mario Ferreiro, en la que se ordena “suspender las obras por los perjuicios provocados a las casas colindantes” con el terreno donde se está construyendo el edificio.

El inspector Artemio Vera, funcionario del Departamento de Fiscalización de Obras de la Municipalidad de Asunción, acudió al lugar de la obra para entregar, el pasado 17 de febrero, la notificación al ingeniero Resk. En un gesto de prepotencia, Resk no recibió ni firmó el papel de notificación, increpó duramente al inspector y expresó que no cumplirá el mandato.

Casi tres meses después de que los vecinos afectados por las obras hayan denunciado ante la Intendencia  Municipalidad de Asunción los daños ocasionados por la construcción, el intendente Ferreiro firmó el pasado 8 de febrero la Resolución 190, previo dictamen favorable de la Dirección de Asuntos Jurídicos de la Intendencia.

El pasaje resolutivo del mandato municipal dice: “…Ordenar  como medida de urgencia la suspensión inmediata de las obras ubicada en las calles Profesor Maidana casi Don Bosco, con cuenta corriente catastral número 10-0500-13, hasta tanto adecuen las medidas de protección (bandejas de protección) en cuanto a la efectividad en su cobertura y niveles establecidos, debiendo estar acompañadas de mallas en todo el perímetro de la obra. Se deberá igualmente realizar la limpieza y reparación de todos los daños que pudieran haber sido ocasionados a las fincas lideras por las razones expuestas en esta resolución”.

Familias de las cuatro casas colindantes con el terreno donde se construyen las obras padecen, desde hace 5 meses, roturas de techos, fisuras y grietas de paredes y polvo permanente, a causa de que el dueño de la obra se negó desde el inicio de la construcción a tomar las medidas de protección para que los vecinos no sean dañados.

La Dirección de Asesoría Jurídica de la Municipalidad gestiona ahora una orden judicial para suspender las obras, ya que la resolución municipal no tiene poder judicial para obligar al dueño a suspender las obras.

 

 

Comentarios

Publicá tu comentario