Hablando de insurgencias sociales. Contribución a la crítica de Arditi a Zizek

“Las insurgencias son necesarias por sí mismas, son necesarias para el desplazamiento de marcos cognitivos.” Benjamín Arditi.

Benjamín Arditi.

“Las Insurgencias no tienen un plan. Son el plan. Mediadores evanescentes y política viral 2011” se denominó la disertación que el martes 8 de Noviembre, el doctor en Filosofía Política, Benjamín Arditi presentó en el Salón de  Eventos de la sede de Postgrado del Rectorado de la Universidad Nacional Asunción, durante su breve visita a la ciudad de Asunción. El mismo actualmente reside en Londres.

Benjamín Arditi es autor de: “La sociedad a pesar del Estado”, “Adiós a Stroessner”,  o los más recientes “La política en los bordes del liberalismo: diferencia, populismo, revolución, emancipación” (2010) y “¿Democracia post-liberal? El espacio político de las asociaciones” (2005).

Un artículo del filósofo lacaniano-marxista Slavoj Zizek aparecido en el London Review of Books el 19  de agosto pasado, es el disparador de la crítica que presentó Arditi aquella noche.

El artículo referido de Zizek es “Ladrones del mundo, uníos”[1]. El nombre del trabajo es un guiño a la obra de Karl Marx, el Manifiesto Comunista, pero también es el título de una canción  de  Morrisey, líder del grupo de música pop británica The Smiths.

Arditi contra Zizek

En el artículo referido, el esloveno  hace un análisis de las insurgencias civiles actuales que surgen a lo ancho del orbe, desde los disturbios en Londres, en el Magreb africano (Egipto, Túnez, Jordania, Siria, Yemen), España, Francia y Grecia.

En él, manifiesta Zizek que la debilidad de estas protestas es que son: “incapaces de transformarse en un programa positivo de cambio sociopolítico”.

Esta conclusión de Zizek es la que Benjamín Arditi refuta, utilizando como base epistemológica la teoría de los Actos de Adler. Se remonta Arditi, a la obra “En defensa de Causas perdidas”[2] del mismo Zizek para finalmente referirse al tema hegeliano de “la Pérdida de la Pérdida”, con lo cual estas insurgencias estarían luchando por algo que no saben qué es, pero que presumen que lo perdieron. Para explicar mejor este concepto hegeliano se remite entonces a la experiencia de los movimientos sociales y políticos del Paraguay de los años 80 que lucharon por una sociedad justa, democrática e inclusiva. Atributos societales que esa generación nacida en dictadura, nunca experimentó. Se refiere luego al desencanto que se vivió en la época de la transición. Con Zizek, Arditi coincide en la visión lacaniana -expresada en la obra mencionada- entendiendo esta pérdida como “una falta de psicodirección de la ausencia de la plena presencia de la identidad.” Pero se aleja del esloveno, al afirmar que esta pérdida – en términos lacanianos- es absolutamente positiva y gozosa.

Slavoj Zizek

A posteriori, Arditi hace referencia a la teoría de la comunicación de Marshall MacLuhan por la cual “El Medio es el Mensaje”, teoría que explica como un medio por su sola presencia modifica el ambiente y por lo tanto produce un mensaje. Insiste Arditi: las insurgencias son necesarias por sí mismas, son necesarias para el desplazamiento de marcos cognitivos.

Para el cientista político paraguayo, estas insurgencias son importantes más allá de su debilidad programática; sostiene que estas insurgencias “pues son como el hoyo por el cual cae Alicia en la  obra de Lewis Caroll, un agujero en el sistema, del cual no se conoce a ciencia cierta dónde llevará.”

Coincidencias y dicidencias entre Zizek y Arditi

En gramática, el predicado es lo que se dice del sujeto. En este sentido. Es el contexto del sujeto, su ambiente (el ambiente aludido por MacLuhan).

En el artículo referido, ciertamente Zizek aborda el problema desde el sujeto mismo del cambio y sus circunstancias, sin preocuparse de describir mucho ese contexto, ese predicado: el Capitalismo.

Enfocado en el sujeto la crítica de Benjamín Arditi va orientada al estudio psicoanalítico y comunicacional del sujeto de cambio; tampoco hace mucha referencia al predicado/contexto/ ambiente.

“Ladrones del mundo, uníos”

Zizek se muestra pesimista respecto a los cambios que pueda hacer el sujeto en el predicado (Capitalismo, que aunque tácito en el artículo se subentiende por la formación marxiana del esloveno) Predicado con el cual Arditi se encuentra de acuerdo, pero prefiere aunar en el estudio de estas insurgencias como mensajes/medios sin referirse a los atributos del predicado, contexto, ambiente; mostrándose optimista respecto a los cambios que puede introducir este sujeto en el predicado/contexto/ambiente.

Necesidad de un mapa para encontrar términos medios

A objeto de construir un término medio entre el pesimismo de Zizek y el optimismo de Arditi, puede ser interesante enfocar estas insurgencias según el momento histórico del desarrollo del neoliberalismo en el cual se encuentran las geografías involucradas- en este sentido las del Magreb del África se diferencian de las de Madrid, Londres, Wall Street y de las de Chile, en que estas últimas se desarrollan en los cuatro países que desde la década del 70 del siglo pasado son puntales en la aplicación de políticas Neoliberales, mientras que las insurgencias en el Magreb Africano corresponden, ciertamente a descontentos en sus poblaciones con sus respectivos regímenes (algunos incluso aún monárquicos), pero que por su coincidencia con el proceso de expansión del Neoliberalismo hacia esa zona serían ahogadas (muestra de ello ya son los primeros muertos en manifestaciones en Egipto)[3], así pues los cambios políticos acaecidos y por acaecer en el Magreb Africano, serán cambios semejantes a los que se llevaron a cabo en los regímenes militares de los ochenta en Sudamérica, cambio de administraciones para administrar mejor las periferias.

Con este mapa que diferencia entre las metrópolis del Neoliberalismo; Londres, Washington, Santiago y Madrid y las periferias de él, se puede llegar a un término medio en cuanto a las expectativas respecto a estas insurgencias ciudadanas, y así tratar de medir mejor el impacto de éstas en lo comunicacional y psicoanalítico.

Arditi en Wall Street.

Mientras las del Magreb golpean al sistema Neoliberal en su movimiento de expansión, las de las cuatro ciudades mencionadas golpean los mismos centros desde donde salieron las Políticas Neoliberales hace cuarenta años y que ahora serán puestas en marcha en el África, por medio del desmantelamiento de regímenes y autocracias nacionalistas. Los sujetos en estas cuatro ciudades son consecuencia ya del proceso que ahora comenzará en el norte del África.

Para concluir; coincido con lo mencionado esa noche por Benjamín en el rectorado de la UNA al comenzar su intervención: “2011 es uno de los años más extraordinarios que hemos vivido en los últimos diez o veinte años, en el sentido que estamos viendo cuajarse una serie de insurgencias que articulan cada vez un discurso más inteligente de las resistencia contra el neoliberalismo, y una búsqueda de moverse más allá de la representación.”

P.D: En cuanto al guiño de Zizek al tema de Morrisey, se refiere a la eterna crítica marxiana por la que el Lumpen es incapaz de llevar a cabo cambios sociales significativos, discusión teórica que enfrenta a anarquistas y marxistas y que en esta ocasión Zizek alude irónicamente, pero que merece ser discutida por los altos niveles de lumpenización (marginalidad) que produce el Neoliberalismo en sus centros y periferias.

Citas

[1] http://www.lrb.co.uk/2011/08/19/slavoj-zizek/shoplifters-of-the-world-unite

2 En defensa de Causas Pedidas. Slavoj Zizek. Akal. 2011

3 Una noticia provocadora que circula por la Red es una entrevista de “Democracy Now” al general Wesley Clark (R), de 2007, el general señala que alrededor de 10 días después del 11 de septiembre de 2001, otro general le dijo que ya se había tomado la decisión de atacar a Iraq.  Más tarde, el mismo general explicó que el plan era atacar a siete países en cinco años: Iraq, Siria, Líbano, Libia, Somalia, Sudán e Irán. Los cambios en el Magreb Africano coinciden en la situación geográfica con este plan militar mencionado años atrás por el militar referido y apuntan a cerrar el anillo abierto con la ocupación de Irak y Afganistán.


[1] http://www.lrb.co.uk/2011/08/19/slavoj-zizek/shoplifters-of-the-world-unite

[2] En defensa de Causas Pedidas. Slavoj Zizek. Akal. 2011

Comentarios

Publicá tu comentario