Mirta Gusinky: “Son muy pocas las torturas que se registran”

El Mecanismo nacional de prevención de tortura indicó sin embargo en su informe que aun se registran importantes casos de tortura en Paraguay. Por su parte, la senadora colorada le vio el lado «positivo» al informe e indicó que hay muchos «avances».

Los casos «se hallan naturalizados, lo que contribuye a una insensibilidad social”, según el MNP.

Senadora Mirta Gusinky. Foto: Senado.

Senadora Mirta Gusinky. Foto: Senado.

La senadora Mirta Gusinky, titular de la comisión de Derechos humanos de la cámara alta, dijo tras la presentación del informe del Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura que hay muchos avances y celebró que “son muy pocas las torturas que se registran”. “Creo que se ha avanzado bastante en la visibilidad de la problemática, cosas que antes estaban escondidas en la época de la dictadura hoy están apareciendo y todo el mundo conoce. Aún continúan las prácticas de tortura, pero mucho menos, porque totalmente están controladas las instituciones carcelarias y son muy pocas las torturas que se registran”, apuntó la legisladora.

Refirió que se ha avanzado “muchísimo” y se seguirá avanzando en la prevención de las prácticas de tortura y que se seguirá avanzando.

“No sólo porque debemos dar cumplimento a estos protocolos que hemos ratificado como nación, sino porque estamos en un Estado de Derecho y pretendemos y queremos un país donde realmente se respeten los derechos humanos, inalienables, que toda persona goza desde el mismo momento de su nacimiento. Que lo que legislamos no quede en letra muerta, sino que se reglamente y se practique todos los días en todas las instituciones”, concluyó.

Hay violaciones e insensibilidad

“Si bien no se dan las mismas violaciones de derechos humanos que durante la dictadura, la tortura y los malos tratos se concentran actualmente en grupos específicos, generalmente invisibilizados por la sociedad y tradicionalmente discriminados: movimientos campesinos y grupos sociales vulnerables y estigmatizados, tales como los recluidos en establecimientos penitenciarios”, dice el informe presentado ayer por el Mecanismo de prevención de tortura.

El organismo indicó que los compromisos del Paraguay en contra de la tortura y los otros tratos y penas crueles, inhumanos y degradantes, están aún pendientes. “Las víctimas predilectas son los excluidos socialmente. En muchos casos los tratos se hallan naturalizados, lo que contribuye a una insensibilidad social”, dice el informe.

Artículos relacionados:

En Paraguay, primero se encarcela y luego se juzga

Se siguen registrando torturas en Paraguay

Comentarios

Publicá tu comentario