Guerra comunicacional en Venezuela

Seguidores de Nicolás Maduro acusan a los medios de llevar adelante una campaña de manipulación,  mientras los opositores denuncian que el gobierno censura a la prensa. 

Ramón Soto denunció que fue agredido el año pasado por seguidores de Henrique Capriles y que su fotografía es utilizada para atacar al gobierno.

A la par de las manifestaciones callejeras que convocó la oposición desde el pasado 12 de febrero, fecha en que se conmemoró un episodio de la independencia de Venezuela, y en que se registraron varios hechos de violencia como ataques a sedes estatales y vehículos oficiales, la disputa fue igual de intensa en los medios de comunicación y las redes sociales.

Sectores que apoyan al gobierno de Nicolás Maduro denunciaron la existencia de una campaña de tergiversación y manipulación, principalmente la difusión de tomas trucadas y fotografías de represiones policiales que se registraron en otros países. Uno de los casos comprobados fue la difusión de una fotografía de un joven que supuestamente recibió heridas en el rostro mientras participaba de una protesta contra el gobierno.

La fotografía de una represión en Brasil fue una de las tantas imágenes utilizadas para atacar al gobierno venezolano.

Sin embargo, la imagen pertenecía a un militante oficialista que fue herido el año pasado durante un episodio registrado tras el cierre de campaña del entonces candidato opositor Henrique Capriles.

Se trata de Ramón Soto, cuya foto fue publicada por la cadena CNN bajo la denuncia de que fue herido durante una represión del gobierno contra opositores. En cambio, la persona que aparece en la fotografía señaló que la imagen fue tomada el año pasado cuando, según denunció, fue herido por seguidores de Capriles.

«Existen una serie de imágenes de mi persona que están publicando por las redes sociales y que inescrupulosamente están siendo difundidas en programas de televisión, sobre todo por el canal CNN en Español. Ellos están sacando unas imágenes viejas de mi persona, que ocurrieron el 10 de abril de 2013, cuando fui agredido por hordas violentas que estaban con Henrique Capriles cuando vino a hacer su cierre de campaña», explicó Soto en una entrevista concedida a la Agencia Venezolana de Noticias (AVN).

De la misma manera, existen innumerables imágenes que acusan al gobierno de reprimir violentamente las protestas, pero que fueron tomadas en otros países como Brasil o Egipto.

Acusan al gobierno de censurar

A la par de estas denuncias de manipulación, los grupos de oposición acusan al gobierno de censurar a los medios de comunicación que realizan la cobertura de las protestas.

Claudia Gurisatti, directora del canal colombiano que transmite por cable en Venezuela, NTN24, denunció que la interrupción de la transmisión del canal es una censura a la “prensa libre” y un atropello a la libertad de expresión.

“Es una censura a la prensa libre, un atropello al derecho que tienen los ciudadanos de informarse y un atentado a la libertad de expresión”, acusó el canal colombiano en un comunicado citado por El Universal.

Comentarios

Publicá tu comentario