Guarambaré: Concejal del Frente Guasú denuncia persecusión

«Guarambaré es de todos, no del señor intendente», expuso Fredy Jara, concejal por el Frente Guasu en Guarambaré, para denunciar una persecución del jefe comunal, el colorado José Asunción «Yoni» Vallejos.

Jara dijo que el intendente pretende «crear una comisión especial que investigue mi conducta como concejal de Guarambaré, medida que atenta contra la autonomía de la Junta Municipal y responde a un intento de suprimir el cuestionamiento que he venido, en mi calidad de concejal, realizando a la administración», comentó.

En un texto que dio a conocer explicó: «He sido elegido por una parte del pueblo guarambareño como concejal; es decir, como representante de la gente ante la Junta Municipal. La labor legal y legítima de la Junta Municipal es velar por los intereses de la ciudadanía, controlar la gestión administrativa del ejecutivo y promover acciones sanas y transparentes en ejercicio de la administración municipal.
En ese ejercicio de mi derecho y mi deber he cuestionado y he solicitado informes sobre la utilización de los recursos públicos en obras. Una de ellas, la Construcción de Vereda Única, tuvo una diferencia de 96 millones de guaraníes entre el presupuesto aprobado por la Junta Municipal y lo que luego apareció en el portal de la Direcciones de Contrataciones de la República del Paraguay, un aumento del casi cien por ciento.
Reitero y reafirmo que la administración municipal debe informar detalladamente, punto por punto, la ejecución del presupuesto aprobado.

No es la primera vez que en el ejercicio de mi función como concejal el señor José Asunción Vallejos pretende anular mi voz como representante del pueblo. Me llama poderosamente la atención que en este momento en que la ciudad, el país y el mundo sufre una pandemia, aparezca este pedido, cuyo fin es el de sancionar mi conducta, con suspensiones o finalmente con la expulsión.

Este es el tiempo en que el ejecutivo municipal debe convocar a todos los sectores y utilizar los recursos municipales provenientes principalmente de los royalties atendiendo las necesidades reales de la ciudadanía y evitando posibles negociados sobre la necesidad de nuestra gente. En vez de generar una discordia con un pedido de esta naturaleza, el jefe municipal debería buscar consensos positivos, con agendas transparentes, para enfrentar esta y otras situaciones que aquejan a nuestra ciudad.

Le recuerdo al intendente municipal, entre otras cosas, que el artículo 52 de la Ley Orgánica Municipal lo obliga a asistir a la sesión de la Junta Municipal por lo menos tres veces al año. En estos cinco años, el señor Vallejos no ha asistido una sola vez a la sesión incumpliendo esta norma que regula el funcionamiento de sus deberes y atribuciones.

Finalmente, quiero exhortar al señor intendente a entender que el municipio de Guarambaré no es un feudo suyo y su equipo político, no es propiedad privada, y que su funcionamiento forma parte del esquema general de leyes y normas que regulan las instituciones de la República del Paraguay.

A mis colegas concejales pido el rechazo inmediato, por improcedente y atentario de nuestra labor de control de la gestión del Ejecutivo Municipal.

Al pueblo de Guarambaré quiero decir que me reafirmo en la defensa de los interesas de la ciudad y sus ciudadanos. Sostengo, que medidas como estas no hará mella en mi compromiso asumido como concejal municipal», concluyó.

Comentarios

Publicá tu comentario