Grupo mediático adquirido por Cartes tiene una deuda de Gs. 11 mil millones en IPS

El director del Grupo Nación de Comunicaciones, Alejandro Domínguez Wilson Smith, confirmó en reunión con los trabajadores de los diarios La Nación y Crónica, la venta del paquete mayoritario del grupo a Sarah Cartes, hermana del presidente de la República, Horacio Cartes, informó el Sindicato de Periodistas del Paraguay. Este multimedios está compuesto también por las radios 970 AM y Montecarlo FM (100.9).

En su exposición Domínguez destacó continuidad, La Nación cumple 20 años el 25 de mayo próximo, y, dijo que se ocupó “especialmente” de que se abonarán las obligaciones previsionales del medio, debe más de 11 mil millones de guaraníes al Instituto de Previsión Social (IPS), “un tema por el que el SPP viene luchando sistemáticamente desde hace más de 10 años”, señala el gremio.

Sobre el tema existe una demanda planteada por el IPS, actualmente en espera que el Grupo Nación presente un plan de pagos acorde.

Sarah Cartes saludó a los trabajadores, anunció que no habría despidos, que habría una “continuidad” en la línea editorial del Grupo y en especial del diario La Nación, especializado en temas económicos y de negocios. Dijo también que continuarían los periodistas que están al mando de las redacciones de los distintos medios.

Se anunció a su vez la integración del abogado Raúl Prono como representante de la señora Cartes en el directorio de la empresa y que Domínguez lo seguiría integrando.

Ante la situación, el secretario general adjunto del SPP, Jorge Zárate, recordó la necesidad de cumplir con la deuda previsional y favorecer en principio la jubilación de una decena de compañeros que esperan gozar del beneficio y que no lo pueden hacer a causa de la deuda.

“Estamos en la obligación de estar vigilantes ante esta situación y ante las posibilidades de despidos que si bien se descartaron de palabra, pueden ocurrir cuando los administradores de Sarah Cartes comiencen a ocuparse de las cuentas y, algo trascendental, de la cuestión editorial de las empresas”, apuntó el dirigente.

«También en alerta antes las cuestiones editoriales y de conciencia que puedan comenzar a plantearse ante el vínculo de la propietaria con el presidente de la república Horacio Cartes, a pesar de las promesas de que se respetará la libertad de expresión y de temática que caracterizaron al grupo», señaló Zárate.

Comentarios

Publicá tu comentario