Gremio de fiscales se “solidariza” con Rachid y dice que está “prohibido” escrachar

Califican de “violencia verbal” a los actos de repudio y a partir de ahí, deducen que la Constitución prohibe utilizar la violencia para reclamar derechos. “De ningún modo, pueden llevar a la violencia física y verbal en contra de uno de nuestros asociados”, dice la Asociación de Agentes Fiscales.

El cuestionado fiscal del caso Curuguaty, Jalil Rachid, fue escrachado en la madrugada del domingo en El Bolsi.

Momento en que el fiscal Jalil Rachid y su pareja escrachados en pleno Bolsi. Foto: Rufo Diana.

Momento en que el fiscal Jalil Rachid y su pareja escrachados en pleno Bolsi. Foto: Rufo Diana.

La Asociación de Agentes Fiscales del Paraguay, emitió un comunicado donde se “solidarizan” con el fiscal del caso Curuguaty, Jalil Rachid, quien fue escrachado en la madrugada del domingo en el bar asunceno El Bolsi. Varios manifestantes acudieron al lugar y junto a clientes del local repudiaron al fiscal por su oposición a la prisión domiciliaria de campesinos en huelga de hambre, en situación crítica, y la investigación parcialista que lleva en el caso.

Los fiscales aseguran “que de ningún modo, pueden llevar a la violencia física y verbal en contra de uno de sus asociados, tal como ocurrió el sábado pasado, ya que ello es contrario a lo que manda la Constitución en su artículo 15, que prohíbe el reclamo de pretendidos derechos por medio de la violencia”. Por otra parte, dicen que la Asociación es consciente que el accionar de sus asociados se encuentra sometido al escrutinio de la ciudadanía, y por ende pueden recibir críticas en sus actuaciones, pero dicen que deben ser canalizadas por los “conductos correspondientes”.

El pronunciamiento lo dio a conocer el Ministerio Público.

Respecto al escrache que sufrió Rachid y su pareja, el gremio “manifiesta su más enérgico repudio a dicho accionar, y a la vez, se solidariza con los mismos”

No hubo violencia física

El mismo fiscal Jalil Rachid negó el domingo en el programa La Lupa, de Telefuturo, que hayan recibido agresiones físicas, pero aseguró que “casi” lo hicieron.

La misma Comisión de derechos humanos de la ONU, señaló que el fiscal lleva una investigación parcialista en el caso Curuguaty.

El músico Mario Casartelli, uno de los escrachadores, negó que hayan realizado algún tipo de violencia física contra el mismo. En su cuenta personal de Facebook, dijo que mientras Jalil huía por la calle, “lastimosamente, uno de los escrachadores no pudo contenerse y le dió dos palmadas en las espaldas. A lo cual se le exigió al joven que no lo tocara, advirtiéndoles que un escrache de esta naturaleza jamás debería recurrir a ninguna agresión física, por más leve que fuera. Y el joven acató. Y no lo volvió a hacer”.

Negó además que hayan estado alcoholizados como quiso dar a entender Rachid en el canal televisivo.

Escrache

Casartelli relató que estaban frente al hospital Militar, en la vigilia que acompañaba a los presos en huelga de hambre, del caso Curuguaty, que para entonces ya había levantado la medida de fuerza. Allí recibieron la información de que el cuestionado fiscal estaba en el bar asunceno. Al llegar al lugar, junto al grupo de escrachadores, se acercó a él. “Y entonces, con voz bien estentórea, me dirigí a los presentes: -‘¡Señoras y señores, aquí está sentado el badulaque, el servil, el cobarde fiscal Jalil Rachid, quien no tuvo contemplación con los campesinos en huelga!’”, relató. Luego se sumaron varios de las personas que fueron a repudiarlo, descargando todo tipo de calificativos.

El fiscal y su pareja, se vieron obligados a huír ante el escarnio público, incluso sin pagar la cuenta. “Mientras iba huyendo los más rápido que podía, se le decía de todo: «Cobarde, rata, puerco, servil rastrero, vendido, oportunista, stronista, badulaque, pelotudo, etc.», recordó Casartelli. “Hasta subir a su camioneta y arrancar el motor y partir, no le quedó entonces más que escuchar las fuertes recriminaciones contra él”, agrega.

“Estos personajes -y personajas- deben saber que dentro de un local público o en la calle tendrán que oír, irremediablemente, a la ciudadanía que decidió hace tiempo aplicarles el castigo moral del escrache”, dijo respecto a las manifestaciones.

Artículo relacionado:

Escrachado, el fiscal Rachid huyó del Bolsi sin pagar la cuenta

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.