Grecia se queda sin televisión pública

La señal dejó de emitirse a medianoche de este miércoles. Los trabajadores consideran que más allá de las causas promovidas por las exigencias de ahorro (unos 100 mil euros al año), el cierre tiene un fuerte componente ideológico y de control.

 

Empleados de la televisión pública se niegan a abandonar la sede. Foto: cadenaser.com

Para ahorrar unos 100 millones de euros al año, el Gobierno de Grecia ha decidido cerrar la Radiotelevisión Griega (ERT), lo que ha convertido al país en en el único  de la Unión Europea sin el organismo.

Los planes del Gobierno consisten en mantener el canal cerrado teóricamente por  tres meses, mientras se lleva a cabo un plan de reestructuración.

Actualmente la empresa tiene 2.700 empleados y según fuentes próximas al Gobierno, el nuevo staff quedaría reducido a unas 700 personas.

La señal dejó de emitirse en la medianoche de este miércoles, pero los trabajadores siguen en sus puestos de trabajo, realizando un programa testimonial que se puede ver a través de Internet, y de la frecuencia que les ha cedido una televisión privada.

Más allá de las causas promovidas por las exigencias de ahorro, los trabajadoras consideran que el cierre tiene un fuerte componente ideológico y de control. «Buena parte de la infraestructura y de los derechos de la radio-televisión pública van a pasar a manos privadas», se lamentó una trabajadora. «Nos nos estamos jugando nuestro trabajo, nos jugamos la vida, la democracia. Es como que nos quiten el intelecto, el punto de vista diferente, eso que nos permite existir».

Fuentes: cadenaser.com/elpais.com

Comentarios

Publicá tu comentario