Gran parte de la Chacarita está en emergencia

Extendida lluvia, vientos fuertes, granizos y raudales que trajeron arena de la Costanera dejaron a la intemperie a muchas familias.

Uno de los barrancos desmoronados.

Uno de los barrancos desmoronados.

El temporal dejó varias viviendas con techos destrozados a causa de granizada. En el sector «Huracán» los fuertes raudales se llevaron tres viviendas. En la zona de «Chorro» dos viviendas quedaron a punto de derrumbarse, nos informa Antonia Cabrera, dirigente comunitaria. El techo de su casa también se vio muy afectado por los granizos, muy grandes esta vez.

En el temporal se desmoronaron el puente, el muro y casas. Solo en el sector denominado Nuestra Señora de la Asunción, se reportaron 25 familias damnificadas.

A más de los temporales que en los últimos tiempos dan con toda su fuerza a vastas zonas ribereñas, buena parte de la Chacarita quedó como en una palangana por la construcción de la Avenida Costanera. Entre los barrancos naturales y los diques de la Costanera. La Costanera no cuenta con gaviones, un amasijo de piedras y alambres para contener la arena. Esto hace que los raudales desparramen gran cantidad de arena sobre las poblaciones afectadas.

casa derruidaHasta el cierre de esta edición, no había todavía intervención gubernamental en el asunto. A la tarde, miembros del Centro Municipal número 5 acompañaron a los familiares en la verificación de  los daños.

 

Comentarios

Publicá tu comentario