Gol, artículo que escaseó en la selección

El gol para la selección paraguaya de fútbol es de difícil acceso, así como la reforma agraria para el pueblo en Paraguay.

El penal tapado por Casillas a Tacuara en el mundial de Sudáfrica.

Paradógicamente, el seleccionado albirrojo tuvo resultados históricos en las últimas 2 competiciones en las que estuvo presente. En el mundial Sudáfrica 2010 llegó a cuartos de final. En la Copa América, luego de 32 años, arribó a la final.

En tierras africanas, la aguerrida agrupación guaraní jugó 5 partidos. En primera ronda no solo terminó invicta sino que ganó su serie, que incluyó a Italia, Eslovaquia y Nueva Zelanda. Convirtió 3 goles, 1 contra los italianos, y 2 contra los eslovacos. Antolín Alcaraz, Enrique Vera y Cristian Riveros fueron los goleadores. Pero al cierre de la llave, contra los oceánicos, arrancó la sequía en los 90 minutos.

La carencia de definición prosiguió contra Japón, donde se tuvo que recurrir a los penales para definir al ganador. La efectividad paraguaya en los penales arrancaba. El 5 a 3 daba el pase al equipo guaraní a una inédita llave en cuartos de final, nunca antes alcanzada en los 7 mundiales jugados.

Luego, una gran demostración futbolística no pudo ser completada con el triunfo. El rival, España, a la sazón, sería el campeón. Situaciones de gol existieron. Incluso una conversión aparentemente legítima fue invalidada por el arbitro. Llegaría la opción de revertir este cuadro. Pero la figura de Iker Casillas impidió que el grito de gol del ejecutante, Oscar “Tacuara” Cardozo, y de todo el país, estallara. El 1 a 0 posterior en contra nos selló el pasaporte de retorno a casa.

Año siguiente. Otro continente. En el torneo de selecciones más antiguo del mundo, la Copa América, en Argentina, el desafío estaba marcado de vuelta para el rojiblanco. Arrancaba ante Ecuador. A pesar de la buena actuación, no se pudo embocar gol alguno. Elizaga, el cuidavallas ecuatoriano, dijo no en reiteradas ocasiones.

La otra cara se tuvo contra Brasil. Si bien hubo varias ocasiones falladas, mezcladas con una sorpresiva anotación de los verdeamarillos, el reencuentro con el gol aparecía en los 90` luego de 4 partidos oficiales. Y llegó el turno a los atacantes. Roque Santacruz y Nelson Haedo Valdez fueron los autores de las conquistas, que estuvieron a punto de catapultarnos a un triunfo memorable, si no hubiera sido por aquel pase de Paulo Henrique Ganso para el posterior gol de Fred. Empate a 2, con sabor a derrota.

En las instancias finales de los últimos torneos en que participó Paraguay el gol no apareció. Ante Brasil, en la segunda ronda de Copa América se tuvo que llegar a definir en penales. Foto: AFP

Luego, Venezuela. La marca de 2 goles en un partido, tras 7 juegos oficiales era rota. Paraguay llegaba a 3 goles en un juego, a pesar del gol en contra encajado a minutos de iniciado el cotejo. Alcaraz y Riveros, y en medio de ellos Lucas Barrios, marcaban el camino de lo que sería una victoria para luchar por obtener el primer lugar. Pero la inusitada reacción venezolana dejaba todo emparejado. Y finalmente Paraguay se metía en segunda fase siendo el segundo mejor tercero.

El satisfactorio vía crucis arrancaba. Sin prácticamente situación alguna de gol y con al menos 10 ocasiones en contra, Paraguay resguardaba el 0 a 0 y tumbaba en los penales a la siempre complicada selección brasileña. La efectividad nacional se impuso frente al 100% de penales fallados por los “canariños”. El segundo episodio de estos mano a mano convocaba, de vuelta, a Venezuela. El cero en ambos arcos, nuevamente fue marca registrada. Otra vez, la eficacia guaraní brindaba el festejo. Esta fue 5 a 3.

Y la nula conversión de goles volvía por tercera ocasión consecutiva. Ya en la final. Esta vez, Uruguay sí sobrepasó la muralla viva guaraní. Y el subcampeonato fue el puesto obtenido por Paraguay.

Entre los 2 torneos, la selección nacional jugó 11 partidos, convirtió 8 goles y recibió 10 goles.

El esfuerzo que requirieron estos resultados muestran que tanto en el fútbol como en la lucha por la tierra aún se requerirán mucho esfuerzo, planificación, unidad, juego colectivo, talento y convicción para obtener triunfos frente a los poderosos. Las banderas deben seguir flameando.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.