Gobierno quiere llegar a un acuerdo con los Riquelme antes de fin de año

El presidente del INDERT, Lic. Justo Cárdenas, y otros funcionarion mantuvieron ayer otra reunión con el Procurador General de la República, Roberto Moreno, junto a dirigentes de los familiares caídos en la masacre y campesinos sin tierra del lugar, además de integrantes de la Articulación Curuguaty. Además, participó de la reunión el obispo de la Diócesis de Misiones y Ñeembucú, monseñor Mario Melanio Medina.

Según una gacetilla de la Institución, Moreno no descarta que en los próximos días haya un acuerdo con la familia Riquelme, propietaria de la firma Morombí que reclama las tierras de Marina Cué, jurisdicción de Curuguaty, departamento de Canidenyú, donde se produjo la masacre de campesinos y policías en 2012.

El Procurador aseguró que el interés del Gobierno es encontrar una salida cuanto antes, «que la tierra de Marina Cué esté a nombre del Estado Paraguayo y que los campesinos tengan un lugar donde vivir y trabajar dignamente».

Según la Procuraduría, siguen litigando en el caso, y a la par continúan las tratativas con la familia Riquelme para tratar de hallar una solución. Sin embargó, aclaró que él “solo lleva adelante los expedientes del caso relacionados al aspecto patrimonial del Estado, no así las cuestiones penales o jurídicas”.

Moreno dijo que solicitó al representante legal de la familia Riquelme tratar de acordar una solución definitiva al caso Marina Cué para antes de fin de año.

Consideró luego que el acuerdo final giraría en torno al reciente dictamen de la Secretaría del Ambiente (SEAM) que determinó que las tierras de Marina Cué deben mantenerse como reserva natural y evitar el asentamiento de personas en el lugar. Con ello, el INDERT tiene otros inmuebles en la zona para ubicar allí a los sintierras de Marina Cué, a lo cual los campesinos estarían de acuerdo, según la información del INDERT.

Por su parte, Martina Paredes, de la Comisión Sintierra Naranjaty, de Marina Cué, se quejó de que algunos miembros de su organización no pudieron participar de la reunión, ya que ésta se adelantó por unos 15 minutos.

«A nosotros nos interesa no solo la tierra, sino la libertad de los compañeros presos como derivación de la masacre», enfatizó.

A su vez, el informe del Indert el dirigente Darío Acosta, miembro de la Comisión de Familiares de las Víctimas de Marina Cué, se mostró conforme con la predisposición de la institución estatal.

 Para entender el caso de las tierras vea el corto Marica Cué en 6 minutos:

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.