Gobierno promulga la Ley de Lenguas

Culmina un largo proceso de lucha por la dignificación del idioma guaraní.

En el año del Bicentenario el Poder Ejecutivo promulgó la Ley de Lenguas, siendo este un importante instrumento de promoción y defensa de las lenguas nacionales, como signo identificatorio de una nación. De esta manera concluye un largo periodo de lucha de diversas organizaciones que trabajaron por la dignificación sobretodo de la lengua guaraní.

Luego de largos años de lucha finalmente fue promulgada la Ley de Lenguas

La aprobación final de la ley obedece a una importante reivindicación cultural no solo dentro del país, sino también en el exterior, especialmente en los países de la región, que comparten con el Paraguay el legado de la lengua guaraní, hablada actualmente por alrededor de 10 millones de personas.

El Anteproyecto de Ley de Lenguas tiene el propósito de responder a un mando constitucional que data de 1992. La ley madre entonces promulgada declaró en su artículo 140: “El Paraguay es un país pluricultural y bilingüe. Son idiomas oficiales el castellano y el guaraní. La ley establecerá las modalidades de utilización de uno y otro. Las lenguas indígenas, así como las de otras minorías, forman parte del patrimonio cultural de la Nación”.

La necesaria reglamentación fue postergada durante todos estos años y como resultado, la oficialidad del guaraní, así como el respeto a las lenguas indígenas no pasó de ser un reconocimiento simbólico. Por lo tanto, el primer punto a destacar del anteproyecto es cumplir con la postergada reglamentación de aquella ley.

Mediante la promulgación de la Ley de Lenguas se creará además la Secretaría Nacional de Políticas Lingüísticas, que comprenderá tres Direcciones: la Dirección General de Planificación Lingüística, la de Investigación Lingüística y la de Documentación y Promoción de las Lenguas Indígenas. Asimismo plantea la creación de la Academia de la Lengua Guaraní, que tendrá a su cargo la normativización de la lengua, estableciendo el alfabeto y la gramática oficial, además de diversos mecanismos para la normalización de la lengua en todas las instancias de la vida social.

Comentarios

Publicá tu comentario