Gobierno prepara nueva emisión de “bonos soberanos”

El gobierno de Horacio Cartes ya logró el visto bueno de la Bicameral del Congreso para hacer en 2016 una nueva emisión de “bonos soberanos” por valor de 740 millones de dólares, destaca el diario La Nación, propiedad del grupo Cartes.

De acuerdo al reporte, la premura de la operación es aprovechar las últimas posibilidades de contraer “deuda barata”. Es decir, plazos e intereses supuestamente beneficiosos. En cambio, los 1.000 millones a 30 años de plazo con 6, 10% de intereses equivale a tener que devolver 2.830 millones de dólares, con una tasa de interés real de 183%. Antes de que el dinero sea operativizado en las obras públicas, se hizo una nueva emisión en el mercado local por 30 millones de dólares para pagar los primeros intereses.

A esto se suman varias emisiones de “montos pequeños” en el mercado local por 4, 10, 17 millones de dólares, etc., además de préstamos del Fondo de la Organización de los Países Exportadores de Petróleo para el Desarrollo Internacional (OFID) por un monto de 43.364.000 dólares para el Programa de Infraestructura Vial Corredores de Integración Sur Oeste del Paraguay. Las condiciones financieras de préstamo son a un plazo de 25 años y a una tasa de interés tasa de 3,75 por ciento anual.

En el Parlamento ya se encuentra con media sanción del Senado otro paquete de préstamos por 230 millones de dólares para la supuesta financiación de obras viales cuya ejecución estará a cargo del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC).

En poco más de dos años, la administración Cartes ya ha endeudado al país por más de 2.000 millones de dólares. Con una presión tributaria del 13% del Producto Interno Bruto (PIB), la deuda es “ridículamente baja” –de acuerdo a las expresiones del ministro de Hacienda– Santiago Peña– y pretende ser elevada al 25% del PIB. Es decir, se generan cuentas que están por encima de la capacidad de recaudación, por lo que la deuda vieja es cubierta con una nueva deuda.

Comentarios

1 Comentario

  • Avatar
    isabel
    5 diciembre, 2015

    «……la premura de la operación es aprovechar las últimas posibilidades de contraer “deuda barata”. Es decir, plazos e intereses beneficiosos….» El BID estará presionando para colocar su dinero, que lo debe tener demasiado stokeado, porque en estos tiempos dificiles serían pocos los gobiernos que querrían arriesgarse a endeudarse tanto y menos aún si no tiene la capacidad necesaria para ejecutar los proyectos efectiva y eficientemente, o sino cuenta con las herramientas e instituciones fuertes para controlarlas, monitorearlas paso a paso, como corresponde, desde la formulación, ejecución y conclusión de los proyectos.

Publicá tu comentario