Gobierno infló a 10.095 cantidad de casas hechas en el 2015

Por Jorge Villalba Dígalo

Ministra de la Senavitat manipuló información.  Sólo 3.175 viviendas se construyeron en el 2015. Ahora se niega a entregar datos, violando  la ley de acceso a la información pública.

Pese a ser el gobierno que más recursos tiene a su disposición, Cartes y su gabinete han manipulado datos e informaciones sobre la cantidad de viviendas que se ha construido. Hasta hace poco afirmaban que solamente en el 2015 habían quintuplicado la eficiencia y han construido 10.095 viviendas en todo el país. Sin embargo, la administración de Soledad Núñez ha construido solamente 3.175  viviendas en ese ejercicio según la propia web de la institución. Los mismos trabajadores de la Secretaría Nacional de la Vivienda y el Hábitat (Senavitat) dicen que incluso esta cifra está inflada y que solamente se habrían construido alrededor de 2.000 viviendas.

Nunca ningún medio de comunicación publicó un cuadro o listado que contenga los lugares en que se construyeron estas viviendas, en qué cantidades en cada lugar y las fechas de inicio y terminación. Tampoco está disponible en la web y la Senavitat se niega a entregar esta información violentando la ley de acceso a la información pública. Tenemos tres denegaciones de la Senavitat  ante nuestra solicitud de datos, lo que nos habilita incluso a recurrir a la justicia.

La misma ministra ahora se desdice, “aclarando” que de las 10.095 viviendas entregadas en el 2015, solamente 5.000 se iniciaron en ese ejercicio, por lo que se desprende que la otra mitad son viviendas heredadas con distintos niveles de ejecución.  (Leer aquí la aclaración de la ministra Núñez, http://www.hoy.com.py/nacionales/ministra-niega-que-haya-habido-plan-de-compra-de-plantas-por-g.-15-millones )

El falseamiento de información pública que perpetró la ministra llegó incluso hasta oídos del propio presidente de la Cámara de Senadores, Roberto Acevedo, y su comisión directiva en mayo pasado. (Ver video  https://www.youtube.com/watch?v=wCoGEf_eAYA, )

La Cámara de Senadores aprobó recientemente un pedido de informe a la Senavitat con la intención de saber cuántas viviendas se construyeron en realidad en el ejercicio del año pasado. La ministra dice que todos los datos están en la web de la institución, lo que sería más grave aún, ya que en la misma  solamente se encuentran 3.175 viviendas y muchas de ellas no tienen siquiera fecha de terminación.

Lo que la administración Soledad Núñez hizo, según nuestras fuentes, es incluir  en las  10.095 viviendas muchas iniciadas en los años 2011, 2012, 2013 y 2014,  e incluso viviendas en ejecución que se terminaron recién este año, que totalizaban alrededor de 7.000 viviendas en distintos estados de ejecución para así alcanzar las 10.095 viviendas.

“Las viviendas están ahí”

«Las viviendas están ahi, se pueden ver, se pueden palpar, se pueden tocar….», suele afirmar Soledad Núñez. Y suena lindo. Pero, ¿En dónde es ahí? ¿Existe la posibilidad real de que alguien vaya a recorrer los más de 500 proyectos esparcidos por el país y pueda ver, tocar y contar las 10.000 viviendas que dice construyó la Senavitat en el 2015?.

Nadie irá recorriendo el país preguntando donde están las casas de la Senavitat. Es algo que además no corresponde.

Lo que corresponde es que la Senavitat coloque en su web un cuadro que informe en qué lugares construyó las viviendas, en qué cantidades y las fechas de inicio y de terminación. Y se terminó la polémica. La Senavitat lo que tiene que hacer es dejar de negar información a la ciudadanía.

Esta información debió estar en la web en enero pasado, hace nueve meses, más todavía considerando que es una institución que se jacta de ser transparente y eficiente.

El que escribe esta nota ha remitido tres solicitudes de datos a la Senavitat,  vía Portal de Acceso a la Información Pública, y no ha tenido respuesta. A estas solicitudes se suman los correos electrónicos dirigidos a la ministra Soledad Núñez y a la  Unidad de Transparencia de Senavitat y varios reclamos vía sus cuentas de Facebook, las que  totalizan una veintena de solicitudes de información.

La Unidad de Transparencia de Senavitat está  a cargo de Adolf Sauer, quien fue llevado a Senavitat por la propia Soledad Núñez. El encargado de la transparencia en Senavitat se limita a  investigar la actuación de quienes no forman parte del equipo de la ministra Núñez mientras hace loas a la administración actual desde su página personal de Facebook. Sauer tampoco ha contestado siquiera un pedido de información sobre donde están las 10.095 viviendas.

Los números duros

Considerando que la ministra  y Sauer insisten en que todos los datos están en la web hemos buceados algunas semanas  en la web de la Senavitat de forma a tener aunque sea una idea de cuantas viviendas realmente ha construido en el ejercicio 2015.

En la web de la Senavitat se puede encontrar una planilla Excel que incluye información del 2011 en adelante; en la misma se expresa que para el 2015 se habían terminado 4.512 viviendas, pero unas 1.337 han sido iniciadas años anteriores conforme da cuenta la misma planilla, por lo que en el 2015 se habrían terminado solamente unas 3.175 viviendas. Y si todos los datos de las viviendas construidas están en la web, la situación es todavía mucho más  grave, porque en ella se afirma que se construyeron apenas  un tercio de lo que el Nuevo Rumbo dice se construyó en el 2015. Hasta aquí los números duros.

Esta suma de 3.175 viviendas podría acercarse a la realidad.  La versión dada por Francisco Knapps es que  dejó 7.000 viviendas en distintos estados de ejecución, por lo que si en el ejercicio pasado se terminaron alrededor de 10.000 serían solamente alrededor de 3.000 totalmente construidas en el 2015. Pero, todo esto no pasa de la especulación, saber cuántas viviendas se hicieron es una tarea que debería encargarse a la Contraloría.

La necesidad política

El telón de fondo está en el fracaso de las obras públicas del gobierno de Horacio Cartes. Este es el gobierno que más ha endeudado al país en toda nuestra historia como nación y es el que menos obras ha ejecutado. El problema que se les presenta está en que en materia de rutas no es posible mentir. El gobierno no puede decir que construyó una ruta de 80 Kilómetros en Itapúa, cuando está a la vista de todos que la ruta no existe. Sin embargo, las viviendas se construyen de 10, 20, 30, 40, 50, 70, 100, 150, etc. Es absolutamente imposible para el ciudadano común saber cuántas viviendas hizo el gobierno de Horacio Cartes. Por esta razón se animó a manipular datos diciendo que han construido 10.095 viviendas, cuando en realidad las mismas rondarían apenas las 2.000.

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios

Publicá tu comentario