Gobierno de Cartes acepta deuda de Yacyretá

El gobierno de Horacio Cartes anunció que rechaza la deuda de Yacyretá, pero en la práctica reconoce un pasivo de 6.300 millones en concepto de aportes del Tesoro argentino sin intereses. 

El director paraguayo de Yacyretá, Juan Schmalko. Foto: Agencia de Información Paraguaya.

El director paraguayo de Yacyretá, Juan Schmalko. Foto: Agencia de Información Paraguaya.

El titular de la Entidad Binacional Yacyretá (EBY), Juan Schmalko, se reunió esta mañana con el presidente Horacio Cartes para definir la posición paraguaya sobre la deuda que reclama Argentina respecto a sus aportes para la construcción de la hidroeléctrica.

El director paraguayo de la Binacional señaló que nuestro país rechaza los intereses de la deuda que reclama el Tesoro argentino, pero reconoce los 6.300 millones de dólares en concepto de aporte.

“El presidente ya nos ha comunicado que él no está en condiciones de hacer un reconocimiento sobre la deuda, sino que se podría hablar y negociar otra vez sobre los aportes que se habían hecho en la EBY”, dijo Schmalko citado por la estatal Agencia de Información Paraguaya.

El funcionario detalló que el Gobierno admite como deuda la suma de 6.300 millones de dólares en concepto de aportes de la Argentina para la construcción de la central.

“El monto que se refleja en los estados contables de aproximadamente 6.300 millones de dólares, el total de las acreencias que pudiese tener el tesoro argentino con la EBY, pero eso significa también que sobre eso es lo que hay que negociar”, añadió.

Aunque el Gobierno paraguayo plantee que rechaza la deuda de 18.000 millones de dólares que reclama Argentina en concepto de intereses de los aportes para la construcción de la hidroeléctrica, en cambio reconoce el pasivo de 6.300 millones en concepto de aportes sin intereses. Es decir, el Gobierno paraguayo está reconociendo la deuda pero sin intereses, ya que los fondos proporcionados por los gobiernos son aportes y no créditos.

Consultada al respecto, la ingeniera Mercedes Canese dijo que el Gobierno está reconociendo la deuda sin ninguna auditoría, en contra de lo que establece el numeral 9 del Anexo C, que define que la deuda debe ser cero al término de los 40 años de vigencia del tratado, que se cumplieron el pasado 27 de marzo.

En caso de existir un pasivo, este debe ser cubierto a través de la energía consumida. De esta forma, el Paraguay honró todos sus compromisos cediendo a la Argentina su energía a bajo costo, explicó Canese.

Añadió que además de esto, el tratado establece que el monto de la deuda puede ser descontado de perjuicios que hayan sufrido una de las partes, en este caso el lucro cesante que sufrió el Paraguay por el atraso en las obras por culpa de Argentina.

Canese advirtió que incluso si una auditoría llegara a determinar que la deuda es legítima, el Paraguay no debe asumir el 50%, sino el porcentaje equivalente a la energía consumida, es decir el 5%, unos 900 millones de dólares.

Comentarios

Publicá tu comentario