Gobierno admite que aumentó la pobreza extrema

La Secretaría Técnica de Planificación (STP) dio a conocer este martes un informe que señala que actualmente la pobreza extrema afecta al 10,5% de la población, es decir 710.000 personas, mientras que en el 2013 afectaba al 10,1%, es decir 677.089 personas. La encuesta también confirma una vez más que la mayoría de los pobres extremos está concentrada en el área rural. El 32% de los pobres en el área rural son extremos, mientras que esa incidencia en el área urbana llega al 16,2%, dice un reporte de la Agencia de Información Paraguaya.

El boletín oficial añade que la meta para el 2015 es reducir la pobreza extrema del 10,1% a 9,4%, lo que representa sacar de esa franja a unas 34.000 personas durante el presente año. “Aún estamos a tiempo”, dijo el titular de la STP, José Molinas.

La encuesta implicó entrevistas a 20.272 personas de 5.165 hogares de áreas urbanas y rurales del país (a excepción de Boquerón y Alto Paraguay, que representan aproximadamente el 2% de la población total del país).

Dentro de la categoría de pobres extremos se incluye a las personas que tienen ingresos inferiores al precio de una canasta básica de alimentos.

“Reducción”

Sin embargo, en términos generales el informe de la oficina estatal señala que la pobreza total en Paraguay se redujo del 23,8% a 22,6% en el 2014, según la mencionada encuesta. El reporte asegura que en el país hay una tendencia decreciente de pobreza, reflejando en el último año un descenso del 1,2%.

Esto implicaría que unas 58.000 personas salieron de la línea de pobreza el año pasado. Sin embargo, unas 1.530.000 personas siguen en situación de pobreza en el país, de acuerdo a la medición gubernamental.

El ministro Molinas resaltó que “esta es una buena noticia, porque como país estamos en un nivel más bajo en pobreza total que desde hace ocho años va cayendo”.

Sistema impositivo

Uno de los principales factores que fomentan la pobreza en el país es su sistema tributario regresivo, que carga la mayor parte de la presión hacia la población con menos ingresos mientras los sectores con mayores ganancias gozan de cuantiosos incentivos y exoneraciones fiscales.

De un total de 2.153 millones de dólares recaudados en 2014 por el Ministerio de Hacienda, un 57% de los ingresos fue a través del Impuesto al Valor Agregado (IVA) que se aplica al consumo, con 1.227 millones de dólares. En comparación, los sectores con mayores ingresos como los exportadores de soja y carne representan apenas el 2,6% de los ingresos con el Impuesto a la Renta Agropecuaria (Iragro), unos 55 millones de dólares. En contrapartida, ambos sectores reportaron unas ganancias del orden de los 4.000 millones de dólares y 1.500 millones de dólares, respectivamente.

El gobierno de Horacio Cartes había rechazado también un impuesto del 10% a la exportación de granos en estado natural y a cambio aplicó la generalización del IVA a productos frutihortícolas, con lo cual se carga aún más la presión tributaria hacia la franja que gasta casi todos sus ingresos en el consumo.

Comentarios

Publicá tu comentario