Ganaderos siguen obstaculizando mensura en Colonia Barbero

Nota en que el juez Walter Mendoza comunica su apartamiento de la causa a raíz de la denuncia de la ganadera La Blanca.

Nota en que el juez Walter Mendoza comunica su apartamiento de la causa a raíz de la denuncia de la ganadera La Blanca.

La ganadera La Blanca SA –representada por el político colorado Marciano Torales– presentó una denuncia el pasado 12 de mayo ante el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados contra los jueces Hugo Aníbal Becker y Aníbal Mendoza, quienes habían destrabado un juicio de mensura impulsado por los campesinos de la Colonia Barbero, ubicada en San Pedro del Ycuamandyyú, en un inmueble que había sido donado por el Gobierno de Italia para los fines de la reforma agraria.

Ante esta acción el juez Walter Mendoza ya se apartó de la causa alegando “decoro y delicadeza” sosteniendo que con esta denuncia ya no tendría la imparcialidad necesaria para administrar justicia. Le sigue en el orden de turno para entender en la causa la jueza Mafalda María Camerón.

Parte de la propiedad de 17.343 hectáreas se encuentra invadida por ganaderas como La Blanca, Vista Alegre y Nicasio Acosta e Hijos, que han ensanchado sus límites sobre el inmueble donado al Estado con títulos falsos y mensuras amañadas como la realizada durante la presidencia de Luis Ortigoza en el Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert), que hizo desaparecer más de 3.000 hectáreas y que además intentó rematar la propiedad vendiendo títulos de una deuda impositiva que ya había sido saldada.

Precisamente ante la invalidez de la conocida como “mensura de la mentira” realizada por Ortigoza, quien enfrenta múltiples procesos por corrupción, se dispuso la realización de la nueva mensura, a la que se oponen las ganaderas que usurpan las tierras de Barbero y que defienden la medición realizada durante el gobierno de Federico Franco y que intentó blanquear a los ocupantes ilegales.

Sin legitimación

Los representantes de los campesinos califican como una chicana más la denuncia contra los jueces, ya que además las ganaderas ni siquiera son parte del proceso y no tienen ninguna legitimación para actuar en este juicio. Explican que el juicio de mensura es un juicio típicamente voluntario, debido a que no involucra la existencia de conflicto alguno con los vecinos colindantes y tampoco lo crea. Además, el artículo 660 del Código Procesal Civil (CPC) advierte que “la oposición que se formulare al practicarse la mensura, es decir en el arranque, no impedirá su realización ni la colocación de mojones”.

En este sentido, recién una vez establecidos los limites señalados en el título de propiedad pueden manifestar sus oposiciones quienes tengan objeciones a los límites establecidos. De hecho, cuando se autorizó la realización de la mensura el abogado Torales había manifestado en conferencia de prensa que no denunciarían aún a los jueces y que esperarían los resultados de la medición para ver qué medidas tomar. En cambio, ahora adelantaron la presentación de la denuncia intentando que la mensura ni siquiera sea realizada.

Comentarios

Publicá tu comentario